Noticias

FESTIVIDAD DE LA PATRONA

Como cada año, cuando se acerca la festividad de nuestra patrona la Virgen de Guadalupe, se remueve dentro de mí algo que hace que me acuerde de la anomalía que supone que tengamos una patrona de Extremadura, con un gran monasterio histórico, donde la ciencia médica tuvo mucho que ver en los avances científicos de la época medieval, situado en un pueblo extremeño, Guadalupe, que también tuvo relación con la conquista de América, a donde llegaron los primeros indios venidos a España y, sin embargo, siga perteneciendo a la Archidiócesis de Toledo, junto a otros cuantos pueblos extremeños.

Este recuerdo este año me viene con antelación al leer esta mañana en el Periodico Extremadura la noticia-rumor, que nuestro obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres, Francisco Cerro, podría ser nombrado Arzobispo de la Archidiócesis de Toledo.

Si esta noticia se confirmara, traería la esperanza a Extremadura, de que el Vaticano decidiera, de una vez por todas, que nuestra patrona tuviera su residencia en Extremadura, su casa, y la de todos los extremeños, como por lógica debiera haber sucedido hace ya años.

Extremadura entera lo viene reclamando desde hace tiempo y la Junta de Extremadura lo ha exigido, pero no con la firmeza que el fin de este anacronismo merece. Nuestra patrona es extremeña y debe tener su casa en una sede episcopal de la tierra que la eligió como patrona y Reina de la Hispanidad.

Va siendo hora que los extremeños abandonemos la pasividad que nos caracteriza y, aunque hayamos perdido en los últimos años a grandes defensores de este derecho, todavía quedan otros que sabrán exigirlo, como la Asociación Guadalupex, a la que pido no cesen en su lucha por este derecho.

Eusebio Rodríguez

Cáceres
Extrenoticias
Extrenoticias

Noticias

Un centenar de extremeños con dilatadas trayectorias profesionales inician debates sobre el futuro de la región

Nota De Prensa Club Sénior De Extremadura

Foto: EUROPA PRESS/REMITIDO

GUADALUPE (CÁCERES), 18 Oct. (EUROPA PRESS) –

Cerca de un centenar de profesionales extremeños han participado en Guadalupe en el primer Foro de Debates del Club Sénior de Extremadura, constituido recientemente para reflexionar y debatir sobre los problemas de la Comunidad Autónoma.

La ponencia inaugural ha corrido a cargo de uno de los socios y destacada personalidad en el mundo de las relaciones internacionales, Diego Hidalgo Schnur, quien ha ofrecido un extenso análisis de las oportunidades económicas y sociales de Extremadura en el contexto de globalización de Europa y de España.

En este sentido, Diego Hidalgo ha hecho hincapié en la necesidad de que Extremadura acomode toda su estrategia de futuro de acuerdo con las perspectivas internacionales, según ha informado el club en una nota de prensa.

Tras la conferencia inicial, los miembros del club han debatido sobre los problemas de la coyuntura económica y social de la Región. La mayoría de los intervinientes han puesto de manifiesto la necesidad de potenciar el tejido social de la Región, incentivando el debate sobre los asuntos más importantes que afectan a la comunidad extremeña y “muy especialmente los concernientes al paro juvenil”.

El Club Sénior de Extremadura está integrado por más de un centenar de socios de destacada trayectoria profesional en diferentes especialidades. El club pretende celebrar una vez al año un foro de debates, cuyas conclusiones son enviadas a las diferentes instancias de la Región.

Previamente a los debates se celebró un concierto de órgano en la basílica del Monasterio de Guadalupe a cargo de Miguel del Barco Gallego, catedrático de órgano, autor del Himno de Extremadura y miembro del Club Sénior.

Entre sus miembros hay personales de las más amplias disciplinas. Así, hay periodistas como José Julián Barriga o Teresiano Rodríguez, profesores como Jesús Baigorri o Manuel Pecellín Lancharro, investigadores como María Ángeles Durán Heras, catedráticos como Ricardo Hernández Mogollón, entre muchos otros.