Noticias

¿De qué nos vale ser, desde 2014, la única región española Objetivo 1 de la Unión Europea, si no convergemos con la media nacional? ¿Por qué no tenemos ninguna gran empresa o proyecto de obra acogido al Plan Juncker? ¿Carecemos de fuerza negociadora en Madrid o en Bruselas para que nos tomen en serio?

HACE unos meses, en la fiesta de antiguos colegiales en Madrid nos reuníamos un grupo de extremeños alrededor del que fue nuestro director y se me ocurrió preguntar a los presentes cómo veían nuestra región. He de aclarar que todos ellos eran personas de dilatado y prestigioso curriculum. Con palabras parecidas, unos decían que en Extremadura se vivía muy bien, muy tranquilos y todo muy barato. Otros que estaba bien pero para fines de semana o vacaciones cortas, no para trabajar ni para formar un proyecto de futuro. Para otros la situación era muy mala porque estamos en la cola de los principales indicadores económicos y por sí sola no puede salir de dicha situación, dado que las diferencias con las regiones ricas habían llegado demasiado lejos. Por último, nuestro director intervino para decirnos que éramos los extremeños los que teníamos que resolver el problema y luchar unidos como algunos amigos nuestros lo habían hecho, volviendo a su tierra y montando empresas.

Si lo traigo a colación es porque, creo, refleja los distintos modos de ver una misma realidad. Hay mucha gente que en Extremadura se encuentra a gusto, adaptados a la situación o se conforman con lo que hay. Otros son magníficos profesionales o empresarios que luchan contra las adversidades. Los que tuvimos que marcharnos a estudiar porque entonces no había Universidad o los que se han marchado después porque no encontraron trabajo, es lógico que no pensemos lo mismo que los residentes. Algunos, para demostrar nuestro interés y compromiso con Extremadura, formamos parte del Club Senior para, junto a los que tuvieron la suerte de continuar en nuestra tierra, ofrecer propuestas o ideas convencidos de que existen recursos propios para mejorar la situación.

Viajando por carretera desde Madrid, Sevilla o Salamanca hacia Extremadura se puede observar que nos cruzamos con muchos camiones cargados de ganado que con valor añadido se venden fuera como productos finales por empresarios, en general, ajenos a nuestra Comunidad. Otros van cargados con materias primas a granel o con una primera elaboración como el corcho, tabaco, lana, pieles, madera, aceites y vinos en cisternas, arroz, frutas o tomates. También vemos que adelantamos a otros transportes con productos ya manufacturados de todo tipo e incluso alimenticios, elaborados con nuestra materia prima o sus derivados. Y nos preguntamos, ¿por qué no transformamos en nuestra región casi todo ello y de este modo crearíamos mucha riqueza y muchos puestos de trabajo?

Por otra parte, vemos grandes tendidos eléctricos en dirección a Madrid y es que la producción de la nuclear de Almaraz se consume en Madrid, donde se recauda el IVA, y otros ingresos tributarios van a Bilbao donde la empresa tiene su sede fiscal. Confiamos que dentro de unos tres años se inicie el cierre de dicha central y toda su producción se sustituya por las cuatro grandes plantas fotovoltaicas que junto con otras más pequeñas están esperando la autorización y que suman unos 2.000 megawatios. Si se añaden otras centrales de energía hidroeléctrica por bombeo reversible, algunas de biomasa y algo de eólica, tendríamos unos 3.000 nuevos MW de origen renovable, de acuerdo con las exigencias del cambio climático.

Sin embargo, viajando hacia Extremadura no veo muchos autobuses de turistas. La potenciación y promoción del turismo a escala nacional e internacional seria el tercer pilar de desarrollo: uno de carácter urbano con ciudades Patrimonio de la Humanidad y cargadas de historia, monumentos y rica gastronomía. Otro de carácter rural, de naturaleza, belleza paisajística, grandes embalses, con dos Reservas de la Biosfera y otra pendiente de serlo, que es la extensa y singular comarca de la Siberia, buena parte de ella declarada Red Natura. Nos gustaría que lo consiguiese, pero siempre que fuera compatible con el desarrollo sostenible y no provocara más emigración, como sucede con el mal entendido proteccionismo ambiental. La dialéctica persona o aves y medio ambiente, con inteligencia no debe ni plantearse. Aquí caben varias alternativas: bien se interpreta de forma flexible y con sentido común su regulación, bien ésta se modifica, bien se revisa la delimitación de la Red que abarca más del 30% del territorio.

Por ello, Extremadura tiene una dificultad añadida para su desarrollo. A título de ejemplos, se relacionan algunas obras y proyectos con problemas derivados de dicha Red y de las famosas declaraciones de impacto ambiental (DIA) que, a veces, una y otra carecen de fundamento. Son estos: 1) Urbanización Isla de Valdecañas, ejecutada en un 80% y pendiente de Informe si se derriba o no. 2) Autovía o mejora de la carretera Badajoz-Cáceres, con elevado sobrecoste por la DIA. 3) Mina de Aguablanca, pendiente de más documentación para la DIA. 4) Ampliación de los regadíos en Alcollarín y otros. 5) Diversas plantas fotovoltaicas, la última la de Calzadilla. Y sin embargo, el almacén nuclear de Almaraz tiene luz verde.

¿De qué nos vale ser, desde 2014, la única región española Objetivo 1 de la Unión Europea, si no convergemos con la media nacional? ¿Por qué no tenemos ninguna gran empresa o proyecto de obra acogido al Plan Juncker? ¿Carecemos de fuerza negociadora en Madrid o en Bruselas para que nos tomen en serio? Hagamos todos unidos un esfuerzo y pensando más en el interés común y menos en partidismos; planteemos con buenos argumentos nuestras necesidades y posibilidades para conseguir incentivos suficientes que permitan la instalación de empresas en la región, que es lo que crea riqueza y empleo.

 

PEDRO MARTIN RUIZ, miembro Del Club Senior de Extremadura
Noticias

economia_11

El Club Senior está presente en el Acto Académico conjunto de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras y la Universidad de Extremadura.

El pasado día 2 de marzo de 2017, gracias a las gestiones realizadas por nuestro socio y amigo Ricardo Hernández Mogollón, tuvo lugar en la Facultad de Empresas Finanzas y Turismo de la Universidad de Extremadura, situada en el Campus de Cáceres, un solemne Acto Académico conjunto entre nuestra Universidad y la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras de España, que tiene su sede en Barcelona y se desplazo en pleno hasta Extremadura para realizar esta sesión plenaria, bajo el título general de: “EL PENSAMIENTO ECONÓMICO ANTE LA VARIEDAD DE ESPACIOS ESPAÑOLES”.

El acto se inició con la intervención del Rector de la UEX, D. Segundo Piriz, quien destacó la necesidad existente en la Universidad de complementar a sus funciones docentes e investigadora, la de transferir a la sociedad los conocimientos disponibles para su aplicación en la mejora de las condiciones de vida, cosa que hasta ahora no se ha venido realizando de forma eficaz.

Seguidamente el Académico de Número de la RACEF, D. Didac Ramiréz, disertó sobre el tema; “Hacia la compatibilidad armónica entre integración económica y voluntad social”, manteniendo que la sociedad española en su diversidad debe encontrar una armonía en su multiplicidad y que ha veces las “superestructuras” perturban el ascenso del sentir popular. Como el dios Janos hay que tener una mirada hacia atrás y hacia delante integrando lo social y lo económico. Para poder compartir es necesario el acuerdo entre las partes. Con la historia como pasado común y Europa como futuro debemos crear un presente armónico.

Cerró el acto el Presidente de la Real Academia, D. Jaime Gil Aluja, quien propuso tender puentes donde otros construyen muros para avanzar en el proyecto común que es España. Con los planteamientos de la moderna economía de las realidades difusas, se puede demostrar matemáticamente que una afirmación no sustentada en argumento reales, por mucho que se pretenda convertir en realidad nunca llegará a serlo. Afirmando también que considera que en Extremadura existen; Talento y Talante suficiente para conseguir mejorar su situación actual.

Después de un breve café tuvo lugar un “Coloquio Empresarial”, del que formaron parte los Sres.; D. Antonio Pont Amenós, Presidente de Honor de Borges S.A. y D. José Daniel Gubert, miembro de la Dirección Ejecutiva de Nestlé, ambos Académicos de la RACEF, y; D. Atanasio Naranjo Hidalgo, Consejero Delegado del Grupo Tany Nature, y D. José Marcelo Muriel, ex Director de División del Grupo Hutchinson, miembro de nuestro Club, en representación de empresas extremeñas.

D. Antonio Pont, destacó que el Grupo Borges, dedicado a la comercialización de productos agrícolas como; aceite, frutos secos, etc. está presente en todos los mercados desde hace ya tres generaciones y que está presente en Extremadura desde hace tres décadas con plantaciones de nogales, teniendo previsto duplicar de la superficie actualmente cultivada. La Ética y la Calidad son los dos pilares en los que se ha basado el devenir de su empresa.

D. José Daniel Gubert, presentó la realidad mundial de este gran Grupo suizo, que inició su andadura para paliar los problemas de nutrición de la población infantil, lo que quedó plasmado en su logotipo que ha permanecido inalterable. Posteriormente se fue diversificando siempre en el entorno de los productos alimentarios. Mantiene en Extremadura dos factorías; una de ellas, ubicada en Miajadas desde hace 50 años, dedicada al envasado de tomate concentrado bajo la marca Solís, y la otra situada en Herrera del Duque en la que se envasa agua mineral bajo la marca de Aquarel. La Calidad y la Investigación constituyen la base de la solidez de este Grupo de empresas.

D. Atanasio Naranjo Hidalgo, expuso su experiencia personal que arranca en una familia agrícola extremeña de la que aprendió el valor del esfuerzo y la importancia de la tierra. Muy joven, a los 17 años, se arriesgó a emigrar a Madrid para trabajar en Mercamadrid. Desde la base fue acumulando experiencia en la negociación de compra y venta de productos agrarios. Decide en un momento asociarse con un experto agricultor que trabaja por cuenta ajena muy bien remunerado, prometiéndole doblar sus ingresos si trabajaban juntos directamente para el mercado. El tándem; de conocimiento de la tierra, y el dominio del mercado produjo rápidamente sus frutos. Hoy Tany Nature se ha convertido en el primer productor de ciruelas y en el primer exportador europeo de frutas de hueso. Con una superficie de cultivo actual de 2.800 Has. tiene una capacidad de envasado de 800 Tm diarias de fruta.
En contraposición con la apuesta de D. Didac Ramírez de concentrar las inversiones en infraestructuras de transporte de mercancías por ferrocarril en el corredor Mediterráneo, Atanasio dijo que sus contenedores deben salir al mundo por el Atlántico y que por tanto defiende la potenciación también de este corredor.

Finalmente habló nuestro compañero José Marcelo Muriel, que presentó la “historia de la aventura” de la presencia en Cáceres de una empresa de fabricación de componentes de caucho y plástico para la industrial del automóvil. Desveló que el caucho fue conocido en Occidente gracias al extremeño Hernán Cortés, que presentó este material a la Corte en Guadalupe, allá por 1528, en lo que puede considerarse como el primer partido de baloncesto en el continente europeo.
La historia de Catelsa Cáceres comienza en 1973, año en el que el grupo vasco Catelsa decide montar una planta de producción, quince años después el grupo francés Hutchinson adquiere el control de ambas sociedades y se inicia un periodo de retos para la planta extremeña. Primero fue convertirse en el Departamento de Piezas Moldeadas del Automóvil del grupo, debiendo estructurar los servicios comerciales y técnicos para suministrar piezas a los fabricantes europeos. Poco después desde Cáceres lideramos la expansión de Hutchinson hacia Portugal, anticipando la huida hacia el este de la industria europea, una vez caído el muro de Berlín.

Por su capacidad de difundir hacia otros centros de producción los conocimientos en determinadas familias de piezas, Hutchinson-Cáceres fue promovida a cabecera de una División a nivel mundial, generándose en la planta de Cáceres el know-how que después sería aplicado en todo el mundo, y convirtiéndose en Centro de Desarrollo que trabaja directamente con los fabricantes de automóviles y su industria auxiliar.

Estos logros muestran que en, y desde, Extremadura se puede generar todo tipo de valor añadido en cualquier sector, para ello Catelsa Cáceres se ha basado en fortalecer valores tales como;
• Nuestro patrimonio,
• Dar importancia a lo humano,
• Reforzar el entusiasmo,
• Buscar la implicación, y,
• A través de la innovación, desarrollar la pasión por los desafíos.

Al acto asistió un centenar de personas, compuestas por; los académicos, alumnos y profesores de la Facultad, y público en general, entre los que se encontraban varios compañeros del Club, llenando el Salón de Grado de la Facultad de Empresa, Finanzas y Turismo. Un acto importante que sirvió para cambiar algunos prejuicios que los insignes académicos pudieran tener sobre nuestra región y que tuvieron la oportunidad el día siguiente de confirmarlo en un acto con el Presidente Fernández Vara en la Asamblea de Extremadura.

En la cena que tuvo lugar el viernes como cierre de los actos académicos, el Presidente de la Real Academia, D. Jaime Gil Aluja, comunicó el próximo nombramiento como Académico de Número de la misma, a nuestro compañero del Club, Ricardo Hernández Mogollón, a quien le felicitamos en nombre de todos.