El Club Sénior presenta en Mérida el VII informe sobre el Ferrocarril

El riguroso trabajo elaborado por el equipo de técnios contradice las declaraciones oficiales sobre los plazos de puesta en funcionamiento de los tramos.

El presidente del Club Sénior (en el centro), miembros de la directiva y del equipo redactor del informe muestran el documento a los medios de comunciación en la rueda de prensa.

En Mérida, ante los medios de comunicación, el Club Sénior de Extremadura ha presentado este jueves, 25 de noviembre, el séptimo Informe de Seguimientos de las Obras del Ferrocarril de Alta Velocidad Badajoz-Madrid, tarea que el grupo técnico del Sénior viene desarrollando desde octubre de 2017. El riguroso informe elaborado constata, una vez más, los retrasos y el incumplimiento de los plazos anunciados, así como la deficiente gestión con la que vienen ejecutándose los diferentes tramos del ferrocarril extremeño. El equipo redactor de los informes sobre el Tren de Alta Velocidad está integrado por un grupo de miembros del Club Sénior con amplia experiencia en la gestión de infraestructuras terrestres y de gestión empresarial. Como conclusión principal se subraya el incremento de las incertidumbres sobre la puesta en funcionamiento del tramo Badajoz-Plasencia, a la par que se denuncia la ausencia de información solvente sobre las razones del incumplimiento de los plazos.

El presidente del Sénior, Cecilio Benegas, flanqueado por Norberto Díez, a su derecha, y Antonio González, redactores del informe.

Concretamente, los redactores del informe señalan que es prácticamente imposible que los trenes diésel puedan circular por la nueva vía en 2021 como se había anunciado, y que la electrificación hasta Badajoz no se completará hasta el verano del próximo año. En consecuencia, lo más probable es que en 2022 solamente puedan circular trenes diésel en las nuevas vías del tramo Badajoz-Plasencia.
Del mismo modo se especifica que la plataforma de dos de los tramos de Plasencia a Navalmoral es muy probable que no esté terminada antes del primer semestre de 2025 y, por lo tanto, la electrificación de este recorrido no estará completa hasta bien entrado 2027. Se lamenta igualmente la lentitud con la se están tramitando las alegaciones presentadas al estudio informativo Madrid-Oropesa, cuyo plazo de presentación finalizó hace ocho meses.
Por otra parte, y en relación con el mantenimiento de las antiguas estaciones en las principales ciudades del recorrido, se califica de grave error el obligar a trenes de altas prestaciones a entrar, a través de vías convencionales, en las estaciones actuales de Mérida, Cáceres y Plasencia, perdiendo de este modo un tiempo equivalente al que se va a ahorrar en esos mismos trayectos a pesar de las inversiones realizadas.
En el VII Informe del Club Sénior se analiza con detalle el estado actual de las obras en los siete tramos del recorrido Talayuela-Plasencia y, a tenor de las demoras sufridas, se estima que el trayecto entre Plasencia y Navalmoral no entrará en servicio electrificado hasta el verano de
2027, aunque tal vez un año antes podría acogerse la circulación con trenes diésel.
Por último, se analiza la situación de la tramitación del estudio Informativo del tramo castellano manchego Navalmoral-Toledo (Pantoja)-Madrid. En este sentido se lamenta que, aunque el plazo de presentación de alegaciones finalizó en el pasado mes de febrero, aún no se ha remitido el expediente al Ministerio para su evaluación ambiental. De seguirse esta pauta de tramitación -se indica en el informe- no se podrá alcanzar el reto de completar el Tren de Altas Prestaciones antes del año 2030, veinte años más tarde de la primera fecha comprometida para su puesta en servicio.

La presentación del informe despertó gran interés en los medios informativos regionales que darían una amplia cobertura a la información.

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.