Bajar el precio de la electricidad en Extremadura es posible y de justicia

Nuestro compañero en el Club Sénior, Fernando López Rodríguez, catedrático en la UEX, dirigido un trabajo de investigación universitaria sobre los costos de la energía y su repercusión sobre la economía extremeña.

Siendo Extremadura la región con la renta y el PIB más bajos de España, en unos momentos de la crisis generada por el COVID 19, se debe aprovechar para rebajar el precio de la energía para distintos usos, entre ellos el industrial, igual que se ha hecho con Baleares, Canarias y País Vasco, con el fin de conseguir que las empresas dispongan de un incentivo para instalarse en la región, aprovechando también que se genera mucha energía renovable, y así conseguir dinamizar la economía. Extremadura no puede seguir siendo la región con el PIB más bajo de España, sin visos de converger con la media de las comunidades. Es necesario tomar medidas y una de esas medidas puede ser rebajar el precio de la electricidad. El estudio propone una bajada de los costes regulados y peajes en un 43,12 %, lo que se traduce en un descenso de precios para los consumidores domésticos del 35%, y del 50% para los clientes industriales, lo que es muy interesante para los consumidores extremeños y es un incentivo más para las nuevas empresas que quieran instalarse en la región.
Esta es la principal conclusión de un trabajo de investigación universitario dirigido por nuestro compañero del Club Sénior Fernando López, catedrático de la Universidad de Extremadura. Por su indudable interés lo ofrecemos a nuestros socios en el siguiente enlace.

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.