Ciencia y Tecnología

Un informe advierte de que el AVE Extremadura-Madrid no estará antes del 2025

El corredor Badajoz- Plasencia sí podría acabar en 2019 excepto el ‘by-pass’ de Mérida. Adif se reafirma en los plazos prometidos y dice que las obras siguen el calendario

 
El viaducto del Tajo en construcción, en una imagen de archivo. - FRANCIS VILLEGAS

El viaducto del Tajo en construcción.- F.V. 

Tendrán los extremeños que seguir esperando la alta velocidad? El Club Senior de Extremadura advirtió ayer de los «primeros incumplimientos» del Ministerio de Fomento en los compromisos adquiridos para agilizar el tren en la región, de forma que según sus previsones las obras para la conexión con Madrid no terminarán al menos hasta el año 2025 y «siempre en la hipótesis de que todo vaya bien». Respecto al corredor Badajoz-Plasencia, apuntan que sí podría estar terminado en el 2019 aunque será necesario trabajar a marchas forzadas.

El Club Senior, que aglutina a profesionales jubilados tras una amplia trayectoria en diversos ámbitos, dieron a conocer ayer su último informe de seguimiento sobre la situación del ferrocarril Badajoz-Madrid. El documento llama la atención sobre varios «elementos de preocupación» que estarían afectando a la última previsión de obras del Ministerio de Fomento, entre ellos el retraso de los trabajos en el viaducto del Tajo o el denominado by-pass de Mérida. Sin embargo, tras conocerse el estudio, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) aseguró que este colectivo «no tiene información actualizada» y se reafirmó en las fechas comprometidas hasta ahora: verano del 2019 para el corredor Badajoz-Plasencia y su electrificación en 2020.

Según explicó el ingeniero Antonio González en la presentación del informe, tras un 2017 «positivo» por la creación del Pacto por el Ferrocarril o la adopción de nuevos compromisos por parte de Fomento como la electrificación de la vía Mérida-Puertollano, de cara al 2018 la sombra del incumplimiento vuelve a planear sobre el tren extremeño.

RETRASOS / En lo que respecta al corredor Badajoz-Plasencia, se refirió a la paralización de las obras del viaducto del Tajo, que deberían concluir en julio, o la rescisión de los contratos relativos al by-pass de Mérida. Sobre estos últimos, cabe recordar que afectan a 17,3 kilómetros de vía correspondientes a los tramos Cuarto de la Jara-Arroyo de la Albuera y San Rafael-Cuarto de la Jara. Fueron adjudicados en el 2014 con rebajas de más del 50% sobre el tipo de licitación, lo que después hizo inviable la ejecución de las obras y ahora obligará a sacarlas de nuevo a concurso tras no haber sido posible llegar a un acuerdo con las contratistas.

A ello se suma la interrupción de obras en dos tramos entre Cáceres y Plasencia debido a la solicitud de modificación de contratos propuestos por las empresas constructoras.

Más allá de la capital del Jerte, González explicó que el tramo Plasencia-Navalmoral de la Mata no estaría terminado en el mejor de los casos antes de 2023, ya que es necesario redactar nuevos proyectos en cuatro tramos para adaptarlos a la normativa actualmente en vigor. Y a todo ello hay que sumar que ya fuera de la región, en el tramo Oropesa-Madrid «hay que empezar de cero» porque los antiguos informes que ya estaban elaborados han perdido su validez.

El estudio informativo para este trazado se licitó en agosto de 2017 y el compromiso era que estuviera contratado antes de final de año, un compromiso que según el club, «no se ha cumplido». A todo esto se suma la incertidumbre por el posible impacto de la prórroga de los presupuestos del Estado, que no permite conocer las previsiones de inversión para este año. Por todo ello, el Club Senior apunta en su informe que será muy difícil que la región pueda tener una comisión de alta velocidad con Madrid antes de los años 2025 o 2026 teniendo en cuenta los plazos mínimos de tramitación que marca la ley y «en la hipótesis de que todo vaya bien». Respecto al corredor Badajoz-Plasencia, estima que sí podría estar terminado en 2019 y electrificado en 2020 o 2021, exepto el by-pass de Mérida que no podría entrar en servicio «al menos hasta el 2023».

MEJOR GESTIÓN / En este contexto, desde el club abogan por mantener la presión en la calle mediante el reclamo de un tren digno, pero también instan a otras instituciones como la Junta a pelear más en los despachos. En este sentido, señalan que no solo es importante disponer de presupuesto para acometer las obras, sino que es necesaria una gestión eficaz de los proyectos (algo que a su juicio «ha dejado bastante que desear en los últimos años»), por ejemplo evitando los contratos adjudicados con bajas «temerarias» porque son inviables.

En respuesta, Adif aseguró ayer a este diario que el informe elaborado por el Club Senior «no tiene información actualizada». Así, señaló que las obras del viaducto del Tajo «están en marcha» y respecto al retraso del by-pass de Mérida, el administrador aclaró que no afectará al calendario que se ha facilitado por parte del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en sus visitas a la región, ya que se incorporará a la línea «con posterioridad». Apunta además que en estos momentos se están redactando los nuevos proyectos.

Por último, respecto al tramo Madrid-Oropesa, Adif aclara que el nuevo trazado aprovecharía el inicio de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, continuaría por el ramal que conecta por Toledo y seguiría en dirección a Oropesa a través de Talavera de la Reina. Durante 2018 se sacará a información pública y en 2019 se acometerá el estudio de impacto ambiental para posteriormente solicitar la declaración de impacto ambiental.

Marcelo Muriel
Economía/Social

Hay que mejorar el empleo juvenil reforzando los módulos de informática en la FP.- José Marcelo Muriel

Todas las fuerzas «representativas» de Extremadura; políticos, organizaciones empresariales y sindicales, se están volcando en movilizar a la población para presionar al gobierno central para que se aceleren las inversiones en la mejora de las comunicaciones ferroviarias de la región. Las primeras palabras de la recién nombrada secretaria regional de CCOO han ido en esa dirección, eso si, después de pedir la derogación de la Reforma Laboral, y proponer la industrialización con medios públicos de la Región.
Hace unos días tuvimos la suerte de escuchar en el Foro Senior de Jerez a los dos empresarios mas importantes que tenemos en Extremadura; Atanasio Naranjo y a Ricardo Leal. Ninguno de ellos reivindicó la imperiosa necesidad de la llegada de este ultramoderno ferrocarril, y seguro que serían los mas beneficiados de ello. Por el contrario, ambos nos hablaron de la importancia del esfuerzo personal, de la necesidad de salir de las zonas de confort que tienden a aletargarnos, de asumir riesgos, en una palabra, de dejar de quejarnos y ponernos a trabajar.
En el siglo XIX la mayor parte de las líneas ferroviarias fueron de iniciativa privada. Ante la decisión de Badajoz de comunicarse con Madrid por Ciudad Real, (ahora ha estado a punto de suceder algo parecido), el empresario afincado en Cáceres Segismundo Moret, junto a otros empresarios portugueses construyeron la línea que pasa por Cáceres, llamada «la ruta corta» por que tiene 80 kms menos entre Madrid y Lisboa. Quiero resaltar que salvo el uso que Moret le dio al ferrocarril para sacar los fosfatos de Aldea Moret, y los portugueses y rayanos para sacar el corcho semielaborado para otras regiones, el ferrocarril no sirvió entonces para industrializar Extremadura.
Lo mismo ha pasado con las comunicaciones por carretera. Recuerdo que en el año 1995, una periodista de El País, escribía: «El puerto de Miravete ha dejado de ser hoy mi obstáculo entre Castilla y Extremadura. El príncipe Felipe inaugurará hoy los dos túneles, de algo más de un kilómetro de longitud, que cruzan la sierra de la Parrilla, a poca distancia del parque natural de Monfragüe. Con la entrada en servicio de este tramo se culmina la conversión en autovía del trayecto Madrid-Badajoz-Portugal: 400 kilómetros, algo más de tres horas de conducción, casi la mitad de lo que costaba hace unos años». Pero, ¿para qué desarrollo económico hemos utilizado esa infraestructura? También se dijo entonces, como ahora, que nuestro retraso económico se debía a las malas comunicaciones.
Pocos años después, en mayo de 2015, otro periodista escribía: «El día de ayer será recordado por muchos como una fiesta. Fomento puso ayer en servicio el último tramo de la autovía Ruta de la Plata, que durante la época romana fue conexión fundamental del norte y el sur peninsular por el oeste. Conforme avanzaba la conquista cristiana, este itinerario se consolidó como eje principal de peregrinación hacia Santiago de Compostela desde el sur». ¿Cómo hemos aprovechado los extremeños estas nuevas infraestructuras? Una cosa sí es cierta, ya no sube el ganado por los caminos de transhumancia hacia Castilla, ya lo hacen mas cómodamente en camiones. Pero los cerdos se siguen matando en Salamanca y los corderos en Burgos.
Nuestro problema es mucho mas profundo y no se va a resolver con un tren que comunique Badajoz y Madrid en tres horas. Nuestro problema, como lo apuntaron algunos de los intervinientes en el Foro de Jerez, es un problema cultural y educativo. Cómo sino se puede explicar que, una región con un paro juvenil tan elevado, seamos también los campeones en abandono escolar. Cabría preguntarse, ¿para qué han dedicado patronal y sindicatos esos cuantiosos fondos de formación?
Una de nuestras propuestas para mejorar el empleo juvenil es la de reforzar los módulos de «Programación-Informática» en la FP, porque es un sector que está demandando mano de obra y los titulados salen todos empleados. Otro asistente al Foro con conocimientos sobre el tema nos comentó que muchos de los módulos de esta materia actualmente ofertados no llegan a cubrirse, y que si empiezan 15 alumnos, terminan solo 8. Todo ello es síntoma de que algo muy grave está pasando en esa juventud de la que hablamos constantemente.
Trayendo a colación de nuevo a nuestro insigne Ortega «Si España (Extremadura) quiere resucitar es preciso que se apodere de ella un formidable apetito de todas las perfecciones». No parece que por los datos, salvo honrosas excepciones, haya muchos extremeños dispuestos realizar el esfuerzo necesario para alcanzar esas perfecciones.
Nos tendremos que preguntar las razones de todo ello y atacar el problema en su raíz, no vaya a ser que llegue el tren de altas prestaciones y nos siga trayendo, solo eso, mas «prestaciones de desempleo».

Noticias

 

El ingeniero de Caminos, especialista en diseño y en proyectos de carreteras, Norberto Díez Gonzalez, miembro del Club Senior de Extremadura ha publicado sendos estudios sobre la historia de los puentes que salvan el vado de Alconétar, en el término municipal de Garrovillas, desde el romano de Alconétar a los actualmente en construcción en las obras del AVE paralelas a la A-66. Los estudios se han publicado en la publicación técnica “Rutas” y en la Revista Alcántara de la Diputación provincial de Cáceres. El trazado de la Vía de la Plata a su paso por el vado de Alconétar, en la provincia de Cáceres, es uno de los enigmas que todavía los expertos en carreteras discuten y se ha convertido, con el paso del tiempo, en un ejemplo de ponderación para quienes defienden el uso proporcionado de los recursos públicos en las grandes obras de infraestructuras. Por lo demás el llamado Vado de Alconétar, uno de los escasísimos enclaves que permitieron el paso a pie del río Tajo en su curso medio, constituye un espacio único de observación y estudio de los diferentes procesos constructivos de puentes a lo largo de la historia, desde el romano Alconétar o Mantible hasta las espectaculares estructuras de la autovía A-66, y de la línea del AVE Madrid-Lisboa, actualmente en construcción.