El Club Senior en los medios

Podría llegar a ser, desde la sociedad civil, el gran mecanismo transformador para hacer efectivo uno de los retos más anhelados, perseguidos y necesarios de la historia de la región

Tras la superación de un lustro de vida del Club Senior de Extremadura (CSEX) y sus reuniones anuales en diversos encuentros, presentaciones o charlas informales, se viene compartiendo la necesidad de que sea algo más que una reflexión, plasmada en informes y debates, e incluso, publicaciones, como la recientemente editada. Con todo ello ha quedado acreditado de forma altamente satisfactoria las capacidades de sus miembros en el ámbito intelectual y del pensamiento. Pero Extremadura necesita progreso material y de ahí la inquietud de muchos de sus componentes que comparten que el pensamiento es imprescindible, pero resulta insuficiente para contribuir de forma efectiva a transformar la realidad.

En el ámbito interno, parece haber una opinión mayoritaria según la cual habría que combinar los dichos con los hechos. El problema es cómo conseguirlo y respetar unos principios que se ha dado el CSEX, cuya alteración podría ser arriesgada.

En virtud del principio de ‘austeridad’ (próximo al voto de pobreza) la organización no dispone de otros fondos que los que aportan los asistentes para sufragar la celebración de los foros anuales y que se consumen con la realización de cada evento; el de ‘civilidad’, mediante el cual el CSEX permanecerá anclado en la sociedad civil renunciando a actuar como organización política, como en algún momento se podría haber contemplado para dotarle de un mayor poder transformador, que tendría el inconveniente de hacerle vulnerable al implicarse en la pugna partidista, introduciendo en su seno un germen de división y, eventualmente, el riesgo de desaparición a corto o medio plazo; el de ‘neutralidad política’, renunciando a pronunciamientos favorables o críticos con una u otra formación. Y, por último, el de ‘compromiso’, en virtud del cual el CSEX adquirió desde su creación una fuerte responsabilidad con Extremadura, su razón de ser, y en ella proyecta todo su pensamiento, actividad y capacidades.

Llevar a cabo una actuación real y efectiva, en el plano material, e inspirada en los principios indicados, es todo un reto para completar la dimensión intelectiva y comenzar a realizar aportaciones tangibles. En definitiva añadir al ‘softpower’ del pensamiento, y sin descuidarle, el ‘hardpower’ de la economía, la industria, la tecnología o el comercio, supondría un salto significativo cuyo éxito requiere de una planificación precisa.

Si en la primera fase del CSEX, sus miembros están acreditando capacidades sobradas para llevarla a buen puerto, habría que verificar si con esos mimbres se está en condiciones de dar el gran salto que necesita en el cumplimiento de su objetivo. Ampliando, si es necesario, su número de socios tanto en el ámbito nacional como internacional, llegando allá donde esté quien sienta y comparta la inquietud por Extremadura y su transformación desde la sociedad civil, brindándole un cauce para realizarlo y, lo que es más importante, obtener lo necesario para realizar la materialización práctica de proyectos concretos, sin desvirtuar los principios inspiradores.

Un primer paso, que iría en paralelo a programas para la divulgación del Club Senior, podría ser efectuar labores de captación de socios en el ámbito de todo el Estado, con inclusión de acciones concretas en cada una de las comunidades autónomas. Y, en el plano internacional, realizar algo análogo para hacer llegar esta iniciativa, con ayuda de la tecnología, a los confines de la globalidad, donde haya extremeños o personas dispuestas a trabajar por la causa de Extremadura, que requeriría la elaboración rigurosa de un plan detallado y realista de expansión.

Sin perjuicio de todo anterior, desde una perspectiva muy amplia, abierta, con altura de miras y sin frenos a la imaginación, localizar una serie de proyectos (pocos) con objetivos concretos, viables y bien definidos, cuya realización práctica comportaría aportaciones estratégicas que Extremadura y la sociedad extremeña necesitan para que, una vez analizados, si cuentan con el consenso de las fuerzas sociales y políticas, puedan ser desarrollados.

El requisito del consenso no es baladí ya que cualquier proyecto de alcance estratégico, por muy necesario que pueda ser para los intereses extremeños, si no es compartido por las fuerzas sociales y políticas, siempre encontraría dificultades para su realización práctica. Por ello, el CSEX solo desarrollaría los proyectos con los que se disponga de ese consenso necesario previo.

En grupo de trabajo diferente y especializado, y al igual que con los proyectos, se abordarían las fuentes de financiación efectiva de los mismos, recurriendo y optimizando los mecanismos financieros nacionales e internacionales.

Con el inicio y desarrollo de esta nueva etapa, el Club Senior de Extremadura podría llegar a ser, desde la sociedad civil, el gran mecanismo transformador para hacer efectivo uno de los retos más anhelados, perseguidos y necesarios de la historia de Extremadura, que tal vez tendría dificultades para ser abordado desde la política por necesitar ser realizado mediante un permanente consenso. 

Punto de Encuentro

Presupuestos 2017, la voz de la sociedad civil

04/12/2016 

NO sé hasta qué punto somos conscientes de la importancia que los Presupuestos Generales de una Comunidad o Estado tienen en orden a favorecer el desarrollo y el bienestar de los ciudadanos. Presenciamos con notable indiferencia, displicentemente, cómo nuestros representantes, los Grupos Parlamentarios, nuestros dirigentes, se enzarzan cada año en polémicas interminables cuando llega el tiempo de aprobar las cuentas de la Comunidad, o cómo se aprovecha su presentación para reproducir, en solo unos días, las recientes campañas electorales invocando los intereses generales de la ciudadanía. En definitiva, los extremeños, como sucede a nivel nacional y en cualquier otra Comunidad Autónoma, Extremadura no es en esto una excepción, presenciamos pasivamente e indiferentes los debates en los medios de comunicación sin ser plenamente conscientes de que, lo que se discute y se vota, nos concierne a todos y a cada uno de los extremeños y al bienestar de nuestras familias.

Con este convencimiento, cerca de un centenar de extremeños, representantes de cerca de una veintena de entidades de la sociedad civil, nos reunimos en un desayuno de trabajo el pasado 29 de noviembre para debatir y reflexionar sobre el contenido de los Presupuestos Generales de Extremadura para 2017. En ningún caso los reunidos en el Parador Nacional de Mérida, tratábamos de asumir el papel que corresponde a las fuerzas políticas regionales. Al contrario, estábamos seguros de que, independientemente de ejercer la libertad de opinión sobre los asuntos públicos, colaborábamos con las instituciones a divulgar la ley más importante que cada año se presenta a la aprobación de los parlamentarios, y, lo que es más importante, a corresponsabilizarnos en el espíritu y en la letra de las cuentas anuales de la Comunidad extremeña. El conocimiento es lo único que aumenta cuando se reparte.

Pero tal vez la singularidad y la importancia de la reunión de Mérida reside en el mismo hecho de su convocatoria. Ha sido la primera vez, y ojalá se repita cada año, que la sociedad civil extremeña asume un papel activo y responsable en el análisis de las cuentas regionales, aquellas que van a servir de directriz de todos los ingresos y gastos de los extremeños a lo largo del año, así sean los recursos para hacer frente a sus necesidades en materia de sanidad, y educación, como los asignados a dependencia, vivienda, infraestructuras, etc. Ni un solo céntimo de lo que gastan las administraciones publicas extremeñas está fuera de la letra de los casi seiscientos folios que integran el texto de los Presupuestos Generales. Su contenido, ahora publicitado en la web de la Asamblea, nos fue cedido gentilmente para su estudio por sus presentadores.

Decía que la reunión de Mérida de casi ese centenar de extremeños de la vida común y ordinaria de la sociedad -empresarios, profesionales de todas las especialidades, gentes preocupadas por el bienestar de su comunidad- tenía además un importante significado por cuanto inauguraba una iniciativa en la que una importante representación de la sociedad civil extremeña ha depositado una enorme confianza. Con el nombre de «Punto de Encuentro», una amplia gama de colectivos sociales, algunos de ellos con tanta historia y prestigio como la Real Sociedad Económica de Amigos del País o los Ateneos de ambas provincias, los Colegios Profesionales, las Fundaciones Privadas, u otros de más reciente constitución como el Club Sénior de Extremadura, han puesto en marcha un foro de debates para reflexionar sobre los problemas que afectan o repercuten en el bienestar de los extremeños.

Después de varios años de pensar cómo dar forma a la necesidad de que la sociedad civil de nuestra Comunidad tenga un mayor protagonismo social y cómo conseguir que las entidades que mejor la representan asuman mayores dosis de compromiso, un grupo de esas entidades -Asociaciones, Colegios Profesionales, Fundaciones- hemos puesto en marcha el «Punto de Encuentro de la Sociedad Civil de Extremadura» y, a la espera de ir progresando en la conformación de esta plataforma, hemos celebrado un primer foro de debate con el análisis de los Presupuestos Generales de Extremadura.

En reiteradas ocasiones hemos escuchado al presidente de la Junta de Extremadura lanzar una idea que de alguna forma coincide con el propósito de quienes nos hemos embarcado en la tarea de crear esta plataforma de debate social. Decía Fernández Vara que tal vez haya llegado el momento de que la clase política diera un paso atrás para permitir que la sociedad civil tenga una mayor participación en los temas. No estamos del todo de acuerdo. No se trata de que los políticos den un paso atrás, sino que, finalmente, la sociedad civil asuma su propia responsabilidad. En pocas otras Comunidades, como la extremeña, se necesita el impulso y la corresponsabilidad de los ciudadanos para promover mayores cotas de desarrollo y de bienestar, y no existe un instrumento más eficaz para conseguirlo que la acción conjunta y coordinada de la sociedad civil, aquella que no depende primordialmente de los recursos públicos.

Con la iniciativa del debate de Mérida sobre los Presupuestos de Extremadura los promotores de «Punto de Encuentro» hemos pretendido y, en parte, hemos conseguido hacer una reflexión serena y valiente sobre las cuentas de la Comunidad, independiente del debate que corresponde a los grupos parlamentarios. Desde el punto de vista ciudadano, los Presupuestos de Extremadura ¿cumplen la función de promover un cambio en el modelo económico que evite la situación de atraso que padece nuestra Comunidad? ¿Son verdaderamente gastos sociales todos aquellos a los que los portavoces políticos adjudican esta consideración? ¿Hay gastos superfluos en los presupuestos derivados de compromisos partidistas? ¿Hay alguna duplicación o redundancia? ¿Son suficientes las inversiones previstas para promover nuevas fuentes de empleo? ¿Cómo se gestionan y con qué nivel de eficacia se administran en Extremadura los recursos públicos? ¿Cómo y con qué instrumentos se controla su ejecución?

Este fue en síntesis el contenido del debate de la sociedad civil sobre los Presupuestos Generales de Extremadura para 2017, un primer paso de la plataforma «Punto de Encuentro de la Sociedad Civil de Extremadura», en la que nos hemos embarcado no menos de una veintena de entidades extremeñas con el único objetivo de colaborar al bienestar y desarrollo de todos los extremeños.

  • CECILIO J. VENEGAS FITO COORDINADOR DE «PUNTO DE ENCUENTRO DE LA SOCIEDAD CIVIL DE EXTREMADURA»
Punto de Encuentro

2016-11-29-photo-00000034
El Parador Nacional de Mérida acogió el martes 29 de noviembre, el ‘Debate de la sociedad civil sobre los Presupuestos Generales de Extremadura 2017’.

Intervinieron el profesor de la UEx, Francisco Álvarez Arroyo, el empresario Pelayo Sánchez Moreno y el periodista José Julián Barriga Bravo.

Borrador Presupuestos 2017

Anexo Proyecto de Gastos 2017