Noticias

Entrega de diploma a Enrique por parte del Alcalde de MeridaEl socio del Club Senior y ex ministro de Sanidad en el Gobierno de Adolfo Suarez durante los años 1977 al 79 ha recibido el título de hijo predilecto de la ciudad de Badajoz en un acto al que asistieron un nutrido grupo de personas. Al cabo de los años, su ciudad reconoce los méritos de uno de los pacenses que a lo largo de la segunda mitad del siglo XX ha tenido una carrera política más destacada a nivel nacional. Durante la Transición jugó un importante papel en la configuración de las instituciones democráticas. Fundó un partido “Acción Regional Extremeña (AREX) y fue diputado en el Congreso de los Diputados durante varias Legislaturas. Fue jefe de la Inspección de Trabajo en Navarra, delegado provincial del ministerio de Trabajo en Orense, Málaga y Guipúzcoa y delegado del Ministerio de Educación y Ciencia en Madrid. Ha sido secretario general técnico del ministerio de Trabajo, director general de la Seguridad Social y de Política Interior del Ministerio de Gobernación y finalmente primer ministro de Sanidad y Seguridad Social en el primer gobierno democrático de la Transición.

Con motivo de la entrega del título de Hijo Predilecto, el ayuntamiento de Badajoz ha editado un libro del propio Enrique Sánchez de León, “Peroratas y otros Pregones Regionalistas”, ilustrado con dibujos y caricaturas del autor.

En Madrid se han celebrado actos de homenaje a Enrique Sanchez de León, al que se ha sumado una representación del Club Senior de Extremadura.

Regionalismo

EN enero de 2013, cuando el anterior guardián del Monasterio de Guadalupe, fray Sebastián Ruiz, estaba a punto de concluir su mandato, este diario le hizo una entrevista a doble página, cuyo titular era «El día que Guadalupe pase a Extremadura, repico las campanas». En julio de ese mismo año, al poco de ser elegido guardián de Guadalupe, fray Antonio Arévalo realizaba también unas declaraciones a este periódico, manifestando que «por muy legítimas que fueran, el cambio de diócesis de Guadalupe no se haría para contentar reivindicaciones». Ambas declaraciones ponen de manifiesto las distintas sensibilidades que pueden darse dentro de la propia orden franciscana, encargada de administrar el Monasterio, a pesar de que el cambio de diócesis no supondría ninguna alteración en la gestión de dicha orden.

Continuar leyendo «¿Qué pasa con Guadalupe? – Vicente Sánchez-Cano»