Noticias

El Club Sénior de Extremadura reclama la formación de un gran pacto social y político que facilite el desarrollo económico de la región, mediante el cual se dé prioridad a una serie de objetivos “realistas y viables” para favorecer el pleno empleo en la generación más joven en el plazo más inmediato.

Así se ha puesto de manifiesto durante el V Foro que ha celebrado la asociación civil extremeña en Garrovillas de Alconétar (Cáceres) y al que asistieron más de un centenar de profesionales de distintas áreas ya jubilados, que aportaron sus “experiencias y conocimientos para impulsar de una forma altruista el crecimiento de Extremadura”.

El presidente del Club, José Julián Barriga, ha destacado que las aportaciones de los miembros nacen de “la pluralidad, la independencia y la libertad” de los componentes, “todos unidos por un sentimiento compartido de impulsar el desarrollo de la tierra en que nacieron y tienen sus raíces”.

A lo largo de las jornadas se dieron a conocer diferentes estudios y análisis sobre la situación extremeña en los aspectos económico, social, agrícola y cultural, aportando sugerencias y soluciones a la problemática actual.

Conforme a ellos, el Club elaboró una propuesta de manifiesto en el que el dato más positivo es el crecimiento de las exportaciones, especialmente en el sector alimentario y productos semifacturados, lo que supone “la cifra más alta de la serie histórica, con un incremento del 14,1 % respecto a 2016”.

Moverse por el tren

También ha sido valorada de manera muy especial la movilización ciudadana para reivindicar un tren digno para Extremadura, demanda a la que presta su “total apoyo”, “convencidos de la sinceridad y de la voluntad de las Administraciones estatal y autonómica de resolver esta demanda del pueblo extremeño”.

El Club Sénior se ha comprometido a hacer un seguimiento técnico de los plazos de ejecución “con el fin de evitar nuevas dilaciones y, en consecuencia, la frustración de la ciudadanía”.

A pesar de algunos “signos positivos y esperanzadores” en el plano económico, los análisis presentados “no ocultan una realidad que se define por el estancamiento de la economía extremeña tanto en sus magnitudes macroeconómicas como en los índices de convergencia con el resto de comunidades”.

En este sentido, el Club Sénior constata que la economía extremeña durante el pasado año no ha logrado disminuir la brecha que separa a Extremadura con el conjunto de comunidades e indica que especialmente “preocupantes” son los datos relativos al empleo y la producción regional, “un año más los más bajos de España”.

Qué nos pasa

En este contexto, el sábado se ha dado a conocer el libro “Qué nos pasa a los extremeños”, un exhaustivo informe elaborado por diferentes técnicos en todos los campos de la actividad extremeña en el que se desmenuzan las carencias actuales y se señalan las oportunidades cara al futuro.

El libro ha sido presentado por Diego Hidalgo Schnur, hombre de negocios y filántropo con estrechos lazos internacionales, y María Ángeles Durán catedrática de Sociología de la Universidad Commplutense, quienes han destacado valor del estudio presentado y la necesidad de que se convierta en “una obra objeto de lectura obligatoria desde las primeras etapas de la enseñanza”.

Estaban presentes el consejero de Economía e Infraestructura de la Junta, José Luis Navarro, y portavoces de los Grupos Socialista y Popular de la Asamblea.

El consejero intervino en los debates para hacer algunas puntualizaciones a los datos de los estudios sobre economía regional, “todos ellos pesimistas”.

Medidores de riqueza

A este respecto, las modernas teorías apuntan a que la evaluación de las riqueza territorial “no debe sustentarse solo en valores de carácter monetario, sino que se deben tener en cuentas aspectos de índole social que son también factores de creación de riqueza”, algo en lo que, según Durán, “Extremadura tiene un extraordinario potencial”.

Desde el Club Sénior han mostrado su “preocupación” por “la resignación” con la que la sociedad y las autoridades extremeñas reciben año tras año “la avalancha de indicadores negativos” sin que se susciten “propuestas sólidas y solventes para variar el rumbo de la economía”.

Por ello, considera de “extraordinaria importancia” llegar a un pacto social y político que facilite el crecimiento y especialmente el pleno empleo de la generación más joven, para lo que proponen promover el emprendimiento empresarial “disminuyendo las trabas burocráticas que a menudo impiden la eficacia de estas políticas”.

En un plano más concreto, señala la necesidad de profundizar en los planes estratégicos de industrialización de Extremadura, “comenzando por facilitar la máxima transformación de los productos agroalimentarios”.

Además, para frenar la despoblación y el envejecimiento de muchas zonas rurales de la región, fenómeno que se extiende a otras zonas, sugiere el estudio de políticas de ordenación territorial en aras de una mayor eficacia en la prestación de los servicios públicos.

Por último, el Club ha hecho un llamamiento a las fuerzas políticas extremeña para que, ante las cercanas convocatorias electorales, elaboren “con realismo y ambición sus programas a fin de acelerar los procesos de convergencia de la región con el resto del país” pues “Extremadura no puede seguir esperando eternamente”. 

El Club Senior en los medios

TRIBUNA

SÉNIOR DE EXTREMADURA: DE CÓMO COMBATIR LA MELANCOLÍA

CLUB SENIOR DE EXTREMADURA (*)

Como cierre de los debates que el Club Senior de Extremadura organiza cada año, los socios de esta entidad integrada por extremeños de muy dilatada y variada experiencia profesional, aprobaron un «manifiesto» en el que de alguna forma expresan la opinión mayoritaria del grupo sobre la situación económica y social de la Comunidad extremeña. Antes de aprobar esta declaración, los senior, en su reunión anual celebrada este año en Jerez de los Caballeros, escucharon una muy documentada exposición sobre la historia de los Fondos europeos en Extremadura y debatieron durante dos horas el Informe General de Situación de la región.

El «Manifiesto de Jerez de los Caballeros» es un buen exponente de las preocupaciones que muchos extremeños sienten sobre los problemas que afectan a la generalidad de sus conciudadanos. Se abre con una afirmación que en una primera lectura podría interpretarse como pesimista y que, sin embargo, sirve como pórtico y razón para urgir a toda la sociedad extremeña a que acometa de una vez por todas un nuevo rumbo de desarrollo y de prosperidad, ahora que se van agotando las oportunidades de financiación privilegiada por parte de Europa. «El Club Senior de Extremadura -se dice textualmente- constata, un año más, la delicada situación que atraviesa nuestra Comunidad Autónoma sin que existan en el horizonte más inmediato circunstancias que hagan prever un cambio de rumbo que evite las carencias estructurales de la región. El estancamiento de la economía extremeña, que se denunciaba en el anterior Manifiesto de San Martín de Trevejo de 2016, lamentablemente continúa a pesar de los ligeros incrementos del PIB y de la renta per cápita de los extremeños, en todo caso por debajo de la media nacional. El hecho más importante registrado en la evolución de los índices de desarrollo durante 2016 es la constatación de que la convergencia de Extremadura con el resto de las Comunidades de España no solo no ha disminuido sino que ha empeorado, a pesar de ser nuestra región la más beneficiada por los Fondos Europeos».

Una norma no escrita en la breve pero ya consolidada historia del Club Senior de Extremadura consiste en la obligación de que a cada consideración autocrítica que se haga sobre la situación económica y social de la región se formule al tiempo una propuesta positiva, o al menos una sugerencia de solución. El lamento y la melancolía están proscritos en los debates del Club Senior cuyo único objetivo es el de colaborar al mejor conocimiento de los problemas que originan el mayor de todos los infortunios que padecen los extremeños: el paro y muy especialmente el paro de los jóvenes y lo que es aun peor, el paro de jóvenes en los que Extremadura, a lo largo de toda su historia, más ha invertido en su formación y en su bagaje profesional.

Independientemente de la exigencia de que al tiempo de que se hace el diagnóstico de situación se formulen propuestas de solución, en Jerez de los Caballeros, al igual que se hizo el año anterior en San Martín de Trevejo, se contó con dos ejemplos admirables de promoción del desarrollo y de la prosperidad de los extremeños: Atanasio Naranjo, creador de Tany Nature, y de Ricardo Leal, presidente de Cristian Lay, dos extremeños de origen modesto que, partiendo de la nada, han conseguido crear estructuras empresariales sólidas que mantienen miles de puestos de trabajo productivos y competitivos. Producen riqueza y evitan la sangría de la emigración de los extremeños. ¿Son solo una excepción? ¿Hay muchos otros Atanasios Naranjos y Ricardos Leales en Extremadura? Los hay sin duda. El pasado año, los senior de Extremadura tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano otros ejemplos notables de creatividad empresarial en las personas de Domingo Fernández, presidente de ACOPAEX, y de Luis Felipe de la Morena, de IMEDEXSA. Y así seguiremos: mostrando que es posible, y sobre todo es urgente, aprovechar el talento y los recursos de nuestra Comunidad.

 

En todos los Manifiestos que el Club Senior de Extremadura aprueba cada año en sus Foros de Debates (Guadalupe, Alange, San Martín de Trevejo, Jerez de los Caballeros) se hace una advertencia sincera: que la responsabilidad de cuanto ocurre en la Comunidad, por muy doloroso que sea, no es solo ni principalmente de los políticos y de la Administración, sino de toda la sociedad extremeña, comenzando por quienes tienen mayores capacidades y atribuciones. O lo que es lo mismo: que es hora de que la sociedad civil extremeña se movilice e impulse cauces de reflexión y de propuestas como los que modestamente realizamos desde el Club Senior de Extremadura o al menos es lo que intentamos. No nos mueven otros fines que los de pensar y reflexionar al servicio de los extremeños. Tenemos prohibido en nuestros estatutos recibir subvenciones oficiales o privadas. Nos exigimos no perseguir ninguna aspiración o interés que no sea el bienestar de los extremeños. Cada año elaboramos un Informe de situación. Cada año aprobamos un «manifiesto». Este año, desde Jerez de los Caballeros hemos querido trasladar a las instituciones y muy particularmente a la sociedad civil extremeña la necesidad y la urgencia de unir esfuerzos para promover estudios y propuestas realistas que posibiliten en el más breve plazo posible la convergencia de Extremadura con el resto de España.

———————

(*) José Julián Barriga Bravo, Juan Serna Martín, Marcelo Muriel Fernández, Francisco González Zurrón, Juan Antonio Gallardo García, Pilar Pérez Breña, Florentino Reinoso González, Rosalía Guntín Ubiergo, Lorenzo Blanco Nieto y Teresiano Rodríguez Núñez.

Punto de Encuentro

Presupuestos 2017, la voz de la sociedad civil

04/12/2016 

NO sé hasta qué punto somos conscientes de la importancia que los Presupuestos Generales de una Comunidad o Estado tienen en orden a favorecer el desarrollo y el bienestar de los ciudadanos. Presenciamos con notable indiferencia, displicentemente, cómo nuestros representantes, los Grupos Parlamentarios, nuestros dirigentes, se enzarzan cada año en polémicas interminables cuando llega el tiempo de aprobar las cuentas de la Comunidad, o cómo se aprovecha su presentación para reproducir, en solo unos días, las recientes campañas electorales invocando los intereses generales de la ciudadanía. En definitiva, los extremeños, como sucede a nivel nacional y en cualquier otra Comunidad Autónoma, Extremadura no es en esto una excepción, presenciamos pasivamente e indiferentes los debates en los medios de comunicación sin ser plenamente conscientes de que, lo que se discute y se vota, nos concierne a todos y a cada uno de los extremeños y al bienestar de nuestras familias.

Con este convencimiento, cerca de un centenar de extremeños, representantes de cerca de una veintena de entidades de la sociedad civil, nos reunimos en un desayuno de trabajo el pasado 29 de noviembre para debatir y reflexionar sobre el contenido de los Presupuestos Generales de Extremadura para 2017. En ningún caso los reunidos en el Parador Nacional de Mérida, tratábamos de asumir el papel que corresponde a las fuerzas políticas regionales. Al contrario, estábamos seguros de que, independientemente de ejercer la libertad de opinión sobre los asuntos públicos, colaborábamos con las instituciones a divulgar la ley más importante que cada año se presenta a la aprobación de los parlamentarios, y, lo que es más importante, a corresponsabilizarnos en el espíritu y en la letra de las cuentas anuales de la Comunidad extremeña. El conocimiento es lo único que aumenta cuando se reparte.

Pero tal vez la singularidad y la importancia de la reunión de Mérida reside en el mismo hecho de su convocatoria. Ha sido la primera vez, y ojalá se repita cada año, que la sociedad civil extremeña asume un papel activo y responsable en el análisis de las cuentas regionales, aquellas que van a servir de directriz de todos los ingresos y gastos de los extremeños a lo largo del año, así sean los recursos para hacer frente a sus necesidades en materia de sanidad, y educación, como los asignados a dependencia, vivienda, infraestructuras, etc. Ni un solo céntimo de lo que gastan las administraciones publicas extremeñas está fuera de la letra de los casi seiscientos folios que integran el texto de los Presupuestos Generales. Su contenido, ahora publicitado en la web de la Asamblea, nos fue cedido gentilmente para su estudio por sus presentadores.

Decía que la reunión de Mérida de casi ese centenar de extremeños de la vida común y ordinaria de la sociedad -empresarios, profesionales de todas las especialidades, gentes preocupadas por el bienestar de su comunidad- tenía además un importante significado por cuanto inauguraba una iniciativa en la que una importante representación de la sociedad civil extremeña ha depositado una enorme confianza. Con el nombre de «Punto de Encuentro», una amplia gama de colectivos sociales, algunos de ellos con tanta historia y prestigio como la Real Sociedad Económica de Amigos del País o los Ateneos de ambas provincias, los Colegios Profesionales, las Fundaciones Privadas, u otros de más reciente constitución como el Club Sénior de Extremadura, han puesto en marcha un foro de debates para reflexionar sobre los problemas que afectan o repercuten en el bienestar de los extremeños.

Después de varios años de pensar cómo dar forma a la necesidad de que la sociedad civil de nuestra Comunidad tenga un mayor protagonismo social y cómo conseguir que las entidades que mejor la representan asuman mayores dosis de compromiso, un grupo de esas entidades -Asociaciones, Colegios Profesionales, Fundaciones- hemos puesto en marcha el «Punto de Encuentro de la Sociedad Civil de Extremadura» y, a la espera de ir progresando en la conformación de esta plataforma, hemos celebrado un primer foro de debate con el análisis de los Presupuestos Generales de Extremadura.

En reiteradas ocasiones hemos escuchado al presidente de la Junta de Extremadura lanzar una idea que de alguna forma coincide con el propósito de quienes nos hemos embarcado en la tarea de crear esta plataforma de debate social. Decía Fernández Vara que tal vez haya llegado el momento de que la clase política diera un paso atrás para permitir que la sociedad civil tenga una mayor participación en los temas. No estamos del todo de acuerdo. No se trata de que los políticos den un paso atrás, sino que, finalmente, la sociedad civil asuma su propia responsabilidad. En pocas otras Comunidades, como la extremeña, se necesita el impulso y la corresponsabilidad de los ciudadanos para promover mayores cotas de desarrollo y de bienestar, y no existe un instrumento más eficaz para conseguirlo que la acción conjunta y coordinada de la sociedad civil, aquella que no depende primordialmente de los recursos públicos.

Con la iniciativa del debate de Mérida sobre los Presupuestos de Extremadura los promotores de «Punto de Encuentro» hemos pretendido y, en parte, hemos conseguido hacer una reflexión serena y valiente sobre las cuentas de la Comunidad, independiente del debate que corresponde a los grupos parlamentarios. Desde el punto de vista ciudadano, los Presupuestos de Extremadura ¿cumplen la función de promover un cambio en el modelo económico que evite la situación de atraso que padece nuestra Comunidad? ¿Son verdaderamente gastos sociales todos aquellos a los que los portavoces políticos adjudican esta consideración? ¿Hay gastos superfluos en los presupuestos derivados de compromisos partidistas? ¿Hay alguna duplicación o redundancia? ¿Son suficientes las inversiones previstas para promover nuevas fuentes de empleo? ¿Cómo se gestionan y con qué nivel de eficacia se administran en Extremadura los recursos públicos? ¿Cómo y con qué instrumentos se controla su ejecución?

Este fue en síntesis el contenido del debate de la sociedad civil sobre los Presupuestos Generales de Extremadura para 2017, un primer paso de la plataforma «Punto de Encuentro de la Sociedad Civil de Extremadura», en la que nos hemos embarcado no menos de una veintena de entidades extremeñas con el único objetivo de colaborar al bienestar y desarrollo de todos los extremeños.

  • CECILIO J. VENEGAS FITO COORDINADOR DE “PUNTO DE ENCUENTRO DE LA SOCIEDAD CIVIL DE EXTREMADURA”
Noticias

EXT-PRESUPUESTOS 2017

Agencia EFE

El expresidente de la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) de Extremadura Pelayo Moreno ha subrayado hoy la necesidad de que el gasto público sea controlado permanentemente por interventores internos y externos, pues “sin rigor” es “absurdo” presupuestar proyectos y asignar inversiones y gastos.

“La intervención del gasto público está muy deteriorada”, ha agregado Pelayo Moreno, uno de los tres ponentes que esta mañana ha participado en un debate sobre los Presupuestos de Extremadura 2017 organizado por una veintena de organizaciones de la sociedad civil.

A su juicio, a este control “permanente del gasto público” se debe sumar, “si queremos salir a flote”, la rigurosidad gubernativa, la asistencia social, el desarrollo integral -educación y empleo- e inversión en infraestructuras.

En su ponencia, y ante más de un centenar de asistentes, el también expresidente de la Corporación de Medios de Extremadura ha criticado “la discrecionalidad de las inversiones” y ha vuelto a incidir en la necesidad de que el cumplimiento de los objetivos de cualquier proyecto de presupuestos debe ser riguroso.

Para Pelayo Moreno, incrementar el desarrollo educativo debe ser otro de los pilares fundamentales, pues, de los contrario, “seguiremos a la cola durante muchos años”.

“Hay una pobreza institucional y colectiva” en Extremadura, ha expuesto este empresario, que ha sido consejero y delegado en numerosas empresas.

Por su parte, el profesor de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Extremadura Francisco Álvarez, que ha analizado el ciclo presupuestario, se ha preguntado si es conveniente que las comunidades autónomas y los ayuntamientos elaboren unos presupuestos sin que se aprueben antes los Generales del Estado.

En su reflexión, ha recordado la importancia de los tributos cedidos por el Estado a las comunidades (Sucesiones y Donaciones, Patrimonio, juego, impuesto de matriculación, IRPF, IVA, impuesto sobre tabaco y bebidas alcohólicas, entre otros), así como los Fondos autonómicos.

También ha participado en este debate el periodista y presidente del Club Senior de Extremadura, José Julián Barriga, que ha analizado las políticas sociales.

Punto de Encuentro

2016-11-29-photo-00000034
El Parador Nacional de Mérida acogió el martes 29 de noviembre, el ‘Debate de la sociedad civil sobre los Presupuestos Generales de Extremadura 2017’.

Intervinieron el profesor de la UEx, Francisco Álvarez Arroyo, el empresario Pelayo Sánchez Moreno y el periodista José Julián Barriga Bravo.

Borrador Presupuestos 2017

Anexo Proyecto de Gastos 2017