Noticias

El pasado martes, 16 de octubre de 2018, el presidente del Club Senior de Extremadura, José Julián Barriga Bravo, intervino en la inauguración de curso de la Universidad de Mayores de Badajoz, en un acto celebrado en el paraninfo de la Facultad de Económicas, ante varios centenares de alumnos. Fue presentado por el coordinador de la institución universitaria, el catedrático emérito Florentino Blázquez. Bajo el título de “la responsabilidad social de los mayores en el progreso de los pueblos/ una experiencia asociativa extremeña”, el conferenciante se refirió extensamente a las actividades desarrolladas por el Club Senior desde su creación.

En este sentido, se refirió a una nueva actitud de las personas mayores: “la del ejercicio de la responsabilidad cívica para afrontar tareas solidarias acordes con las condiciones personales por parte de aquellos que conserven aptitudes intelectuales necesarias para realizar este tipo de actividades. Frente a quienes defiendan o ejerzan tareas de entretenimiento o de autosatisfacción intelectual, muy dignas y honorables, por cierto, y frente a quienes se posicionan con posturas pasivas de ir consumiendo el tiempo en periodos de ocio insustancial, igualmente respetables, existe un tercer campo de actuación que mi opinión es superior a los demás, y más acorde con las exigencias éticas y de responsabilidad social.

En los últimos años ha estado muy de moda la responsabilidad social corporativa. Tan fue un asunto de moda que casi desapareció de los códigos de conducta de las grandes corporaciones cuando arreció la crisis económica o cuando sus principales gestores se vieron inmersos en los gravísimos procesos de corrupción que este país ha padecido en los últimos años. La responsabilidad social corporativa y la acción social de las empresas estuvieron de moda, y menos o casi nada, lo estuvo la responsabilidad social individual. Y nadie mejor para ejercerla que los que nos encontramos en situación de jubilados o pensionistas”

Más adelante informó sobre el desarrollo del Club Senior desde su creación: “Nos reunimos un pequeño grupo de amigos, todos recién jubilados, con una coincidencia principal: la preocupación por el desarrollo económico de Extremadura. Nos encontrábamos a gusto y podíamos haber seguido reuniéndonos en aquella tertulia amable, ilustrada, distendida y comprometida hasta que la edad nos lo permitiera. Aquel grupo se fue agrandando. Nos reunimos en el hotel Las Cigüeñas de Trujillo. Algunos acudíamos a la cita desde Madrid, otros desde Badajoz, Cáceres, Plasencia, o Mérida. Pertenecíamos a la generación que, para recibir formación universitaria, tuvimos que hacer las maletas, si la economía familiar lo permitía.

Sin duda fuimos unos afortunados, porque, los más, nuestros amigos de infancia y de juventud, emigraban a la fuerza: a Alemania, País Vasco, Cataluña, Madrid. Algunos de aquellos afortunados, ¿los más, los menos?, nos quedamos fuera, pero no rompimos vínculos afectivos y sentimentales con nuestra tierra. En las tertulias del hotel Las Cigüeñas de Trujillo lamentábamos una y otra vez, con mucho conocimiento, pero, sobre todo, con mucha libertad de pensamiento, la situación de los jóvenes extremeños de entonces y los de ahora, unidos y uncidos por una misma condición y exigencia: la emigración. ¿Cuánto talento, cuánta energía y potencia perdió Extremadura entre los años 60 a 80 por la emigración? Perdió la mitad de su población, entre ellos los más jóvenes y probablemente los más dispuestos. Otros tuvisteis la fortuna de poder quedaros dentro. ¿Y qué estaba pasando en aquel año en el que comenzamos a reunirnos en el hotel Las Cigüeñas de Trujillo en plena crisis económica? Algo parecido a lo que sufrió Extremadura en los años 60. Con una diferencia substancial: ahora los jóvenes emigraban con un título universitario o un máster debajo del brazo o con un título de enseñanza profesional o lo que era peor, jóvenes sin titulación. Da lo mismo, jóvenes, probablemente, de nuevo, los más dispuestos. Se repetía la historia.

Les doy mi palabra de honor que esta consideración, repetida una y mil veces, eso sí adobada con estadística de PIB y de renta per cápita, de PIB industrial y de índices de paro, fue la que nos condujo a crear una cosa insólita en España: un Club de reflexión y debate con el apellido de Sénior, Club Senior de Extremadura”

Noticias

Como viene siendo habitual en las vísperas de Navidad, los miembros del Club Senior de Extremadura residente en Madrid se reunieron el pasado jueves, día 30 de noviembre, en una cena de amistad a la que asistieron veintidos seniors, entre ellos las directivas del Club Pilar Perez Breña y Sali Guntín y el presidente del Club, José Julián Barriga Bravo. Estuvieron también presentes los coordinadores del Informe General en las áreas de Macroeconomía, Manuel Martín y de Infraestructuras, Norberto Diez.

Durante la reunión se informó de los preparativos del próximo Foro de Debates que se celebrará entre los días 20 al 22 de abril próximo en Garrovillas de Alconétar y del programa de ponencias e intervenciones.

Los reunidos debatieron sobre el resultado de la manifestación celebrada en Madrid para reivindicar un tren de altas prestaciones y sobre la situación que atraviesan los proyectos de construcción de las nuevas infraestructuras ferroviarias. En este sentido se informó de un próximo encuentro que celebrará el equipo del Club Senior que hace el seguimiento del proceso de construcción del nuevo ferrocarril con directivos de la Consejería de Agricultura y Territorio de la Junta de Extremadura.