Resumen Jornada Guadalupe

Durante los días 17/19 de octubre 2014
EL CLUB SÉNIOR DE EXTREMADURA CELEBRÓ EN GUADALUPE SU PRIMER FORO DE DEBATES

  • Gran acogida a la ponencia presentada por Diego Hidalgo Schnur
  • En el debate se registraron más de 50 intervenciones
  • Los socios deciden la conversión del Club en Asociación Cultural con el nombre del “Club Sénior de Extremadura”
  • El próximo Foro de Debates se celebrará el 13 de junio de 2015 en Alange
  • En la víspera del Foro, el socio y catedrático de órgano Miguel del Barco Gallego interpretó un concierto en la Basílica de Guadalupe
  • Jesus Garzón explicó a los participantes la riqueza medioambiental de la Sierra de Guadalupe en un enclave de privilegio
  • Los medios de comunicación se han hecho eco destacado del desarrollo del Foro de Debates.
  • El Foro estuvo presidido por los ocho promotores del Club Sénior: José Julián Barriga Bravo, Francisco Chacón Zancada, Juan Antonio Gallardo García, Francisco González Zurrón, Marcelo Muriel Fernández, Florentino Reinoso González, Valeriano Ruiz Hernández, Juan Serna Martín

El 18 de octubre de 2014 nació en Guadalupe el “Club Sénior de Extremadura”. El alumbramiento se produjo en una Sala Capitular del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, situada en la segunda planta del Claustro Mudéjar, comúnmente conocida como “el cuartelón”. Ese día y a esa hora, el Club celebraba allí su asamblea constituyente. Presidieron el acto las ocho personas promotoras del club, que con la aquiescencia de todos los asistentes pasaron a constituir la primera Junta Directiva. En esa Asamblea se adoptaron los primeros acuerdos, de los que se da cuenta más adelante. Terminaba así un largo periodo de gestación de varios meses, en los que a base de reuniones y discusiones los promotores dieron forma a la idea y al perfil de quienes podrían ser sus miembros.
El acontecimiento se produjo a la hora señalada. Pero estuvo precedido de unas horas de espera gozosa, que se iniciaban en la tarde-noche del viernes con un acto que tuvo carácter de bienvenida: un magnífico concierto de órgano en la Basílica del Monasterio a cargo de Miguel del Barco, de tan larga trayectoria musical en todas sus vertientes y tan destacadas precisamente en torno al órgano, ese “instrumento rey” del que ha sido catedrático y con el que ha ofrecido recitales en medio mundo. Después, un vino de honor elevado a la categoría de cena en el Claustro Gótico, lugar y momento tan adecuado para el encuentro, los saludos y los primeros cambios de impresiones.

UNA JORNADA APRETADA
La jornada del sábado fue larga e intensa. Comenzó a las diez de la mañana con la entrega de credenciales, para continuar de inmediato con las sesiones de trabajo. Abrió el fuego José Julián Barriga Bravo, en nombre del grupo de promotores. Breve y directo a la hora de explicar cómo surgió la idea. Muchos extremeños o vinculados directamente a la Región viven y sienten las cosas buenas y malas de Extremadura, los logros y los fracasos. Muchas de esas personas, hoy jubiladas o al borde de serlo, atesoran un cúmulo de saberes teóricos y prácticos, de experiencias vividas a lo largo de años de ejercicio profesional, de trabajo en actividades muy diversas y frecuentemente en puestos de responsabilidad. Todo ello genera un caudal de saberes y conocimientos, que pueden resultar aprovechables para quienes están llamados a recorrer los mismos o parecidos caminos y a ejercer las mismas o parecidas responsabilidades. Ahora que muchas de esas personas disponemos de más tiempo…¿por qué no ofrecer esos conocimientos y experiencias, así como las conclusiones a las que puedan llevarnos nuestros debates, a los demás extremeños en cuyas manos está el futuro de nuestra tierra? Ese es el planteamiento que se hacía J.J. Barriga, pero dejando muy claras desde el principio dos premisas importantes. Una, “No queremos nada; no aspiramos a nada. Lo nuestro ya es dar, no recibir. , Sólo pretendemos aportar nuestra experiencia y nuestras capacidades profesionales a la reflexión sobre Extremadura. Nuestra vida profesional y personal está ya trazada. Los méritos, si es que los hubiera, forman parte de nuestra biografía y de nuestra historia”. En ese orden se ha establecido claramente que el Club Sénior no busca ni admite subvenciones ni ayudas de nadie. La otra: que el Club, desde la tolerancia y la concordia, desde el respeto a las convicciones ideológicas y sociales tanto de sus miembros como de los demás, no trata de decir a nadie, ni jóvenes ni adultos, ni con responsabilidades públicas o privadas, lo que deban hacer o dejar de hacer. Tan sólo que, ante “la escasa o deficiente promoción de ideas y de reflexión”, así como ante “la ausencia de sociedad civil y de tejido social, dos de las razones de la situación social y económica de los extremeños”, el Club Sénior de Extremadura “colabore, ayude, a despertar y promocionar debates y reflexiones rigurosas sobre los problemas de la Región”.

CONFERENCIA DE DIEGO HIDALGO
El propio J.J.Barriga hizo una breve presentación de Diego Hidalgo, conferenciante de lujo para este momento inicial del Club, “tal vez –y copiamos palabras del presentador—el español civil (quiero decir no político, no institucional) de mayor reputación internacional” por su formación, por los cargos que ha desempeñado y el papel que ha jugado como asesor de jefes de estado y de gobierno de países de medio mundo. Bien conocida es por el auditorio su vinculación con Extremadura por su ascendencia familiar, que le llevaron a presidir el Consejo Social de la Universidad y más tarde a crear y financiar la Fundación Maimona, en la que sigue. Figurar en la nómina de socios del Club y ser el primero en inaugurar los debates le sitúa en primerísimo lugar de la incipiente historia del Club, apuntó José Julián. Tras haber escuchado su conferencia, este cronista afirma que tenía razón.
“Introducción al presente y futuro de Extremadura” era el título genérico de la conferencia pronunciada por Diego Hidalgo. Bien puede decirse que constituyó la mejor introducción a las tareas y métodos de trabajo que el incipiente Club trataba de establecer en esta su primera reunión. La amplitud de su formación y la utilidad de sus métodos de trabajo tienen el mejor aval: el reconocimiento internacional del que gozan sus análisis y trabajos.
Dado que el texto íntegro de la conferencia aparece en el blog del Club, a él remitimos a los lectores. Nos limitaremos a reseñar aquí las líneas maestras de su disertación, con atención a algunos aspectos curiosos o llamativos. Alabó la idea del Club Senior de reunir a profesionales multidisciplinares y personas valiosas por su bagaje de experiencias. Y lo explicó con una anécdota. “Recuerdo que, tras haber estudiado cinco años de carrera de Derecho en la que se nos enseñaba a memorizar y no a pensar, fui a la Harvard Business School; tras cinco semanas le escribí a mi madre una carta, en la que le decía que en cinco semanas había aprendido más que en los cinco años de Derecho en Madrid”. Había descubierto el “Método del caso”: estudiar en un caso concreto la situación problemática de un gobierno o empresa, definir y analizar el problema, estudiar el entorno que afecta a la resolución, definir objetivos, pensar alternativas y calcular cuantitativa o cualitativamente los resultados. Y es lo que hizo en torno a lo que se le había pedido: hablar del presente y futuro de Extremadura, aplicando el ¨método del caso”, sistema que recomendaba al Club, del que también él forma parte, hasta discurrir y sugerir alternativas, brindando los resultados a los demás y especialmente a quienes tienen que dar el último paso, el de las decisiones.
El conferenciante se encaminó hacia el tema sugerido, pero haciendo ver que Extremadura depende de España, España de Europa y Europa de un contexto mundial cada vez más globalizado. Y si bien es cierto que España tiene en sus manos parte de su destino, hay variables que no puede controlar. Lo mismo le ocurre a Extremadura. Razón por la cual habló sobre el mundo y los distintos escenarios previsibles en un horizonte razonable, así como Europa y España, para llegar a Extremadura. En este contexto, se refirió a una obra suya, “El futuro de España”, publicado hace diecinueve años (Edit. Taurus. Santillana. 1995), en el que analizaba cinco problemas interrelacionados, cinco de los cuales requerían reformas drásticas: la vecindad geográfica por el sur que podía volverse explosiva, el modelo macroeconómico, el desempleo, la inviabilidad del sistema de pensiones, las deficiencias de la Universidad y la administración pública cuadruplicando funcionarios en cuatro niveles. En ese ejercicio de anticipar el futuro, hizo una especie de juego: colocar a sus hijos en el año 2020, por si él no llegaba entonces, para que le contaran lo que había sucedido desde 1995 a 2020 en el supuesto de que los problemas apuntados no hubieran sido resueltos por los gobiernos de 1996,2000 y 2004, como realmente pasó.
Merece la pena transcribir los cuatro párrafos del libro que leyó, porque son reveladores:
-“A mediados y finales del los 2000 la situación en España empeoró. Aparte de la pesada carga de los intereses de la deuda, las pensiones, los beneficios sociales y los gastos de sanidad se incrementaron y excedieron el 30 % del PIB después de 2010. El país entró en una larga recesión. En 2008 un equipo de expertos economistas anunció que España incumpliría con su deuda pública externa, a no ser que se adoptaran medidas drásticas a todos los niveles. La crisis tenía que ser compartida igualmente por todos los miembros de la sociedad.
-La crisis sin precedentes produjo el colapso de muchos negocios, una depresión y una emigración masiva hacia Europa (limitada por las escasas oportunidades de empleo por la recesión europea que se produjo entre 2008 y 2012) y hacia América Latina, que duró hasta el 2012. Sólo el turismo continuó su crecimiento, llegando a representar el 15 % del PIB. … …
-Cataluña y el País Vasco realizaron intentos de autodeterminación y la debilitada España no tuvo más remedio que permitir un referéndum sobre su soberanía. Para evitar una desintegración de España se llegó a negociar la constitución de una federación… …incluyendo la autonomía fiscal para Cataluña. En ambos casos los movimientos de independencia fueron derrotados en las urnas.
-Por el 2015 el país se estabilizó. Los niveles de vida eran mucho más bajos. Se inició un lento crecimiento económico. Después de una moratoria, empezó a bajar la deuda externa y ahora, en el fatídico año 2020, es del 90 % del PIB. Tres millones de españoles viven ahora fuera de España. Esto ha aliviado el problema del desempleo.”
Que después de los párrafos trascritos Diego Hidalgo se preguntara si “es científicamente ilícito predecir el futuro” no precisa contestación. Que se animara más tarde a escribir sobre el futuro del mundo y de España es tan comprensible como incomprensible es que le criticaran personajes como Robert Koehane y Noam Chomsky. Las previsiones realizadas y lo acontecido es la mejor respuesta.
En este proceso fijó luego su atención en Europa “cada vez más desunida”, donde sus previsiones de 1998 no han hecho sino agravarse. Y de camino hacia España se fijó en “nuestros vecinos del Sur”, y más concretamente en el Magreb, el Mundo Árabe y el Islam. Respecto a esto, refirió una anécdota que le había contado el presidente norteamericano Clinton a raíz de una visita a Pakistán en abril de 2001. Visitaba una madrassa, una escuela coránica. Su primera sorpresa fue que a la salida de la escuela, los niños no le reconocieran: y es que estos niños no leían más que el Corán y no veían la televisión. La segunda sorpresa fue aún mayor y le llegó cuando al preguntar a un niño que le había llamado la atención por lo expresivo de sus ojos le preguntó: “¿Y tú qué quieres hacer cuando seas mayor?” A lo que el niño contestó sonriente: “¿Yo? Matar a los más americanos que pueda”. La consideración que se tiene de las mujeres en el mundo islámico es para el expresidente Clinton uno de los siete grandes problemas del mundo.
En el siguiente paso, Diego Hidalgo fijó su atención en los problemas de España: modelo económico, competitividad, dependencia del estado, problemas con la sanidad y las pensiones, educación, excesivo peso de las administraciones públicas y exceso de funcionarios, corrupción y desconexión entre políticos y población, bajo prestigio de los empresarios como consecuencia de la dialéctica demagoga de algunos sindicalistas…Pero sin olvidar las oportunidades, entre las que destacó los activos inigualables, que deben permitir traer gente a España, no sólo turistas, sino residentes que contribuyan a un valor añadido mayor.

Y EXTREMADURA, NATURALMENTE…
La reflexión sobre el presente y el futuro de Extremadura la inició Diego Hidalgo recordando una conversación mantenida una tarde-noche de 1990 con el Rey Juan Carlos. Reconocía el Rey que, a pesar de los esfuerzos de los últimos años, Extremadura estaba por detrás de las otras regiones en cuanto a desarrollo económico. Y quería saber cuáles eran, a su juicio, los obstáculos para que Extremadura se convirtiera en una región puntera. Nuestro hombre le citó tres a bote pronto: ser Extremadura la región más desconocida de España; la falta de infraestructuras, no tanto físicas como carreteras y otros servicios, sino institucionales y empresariales, y en último lugar los escasos incentivos para crear empresas e invertir en Extremadura. Y en este último sentido se refirió al gobierno, con la cara amable que representaba Felipe González y otra poco amistosa, el guerrismo, en la que se situaría el presidente extremeño, Rodríguez Ibarra. A juicio de nuestro hombre, esto contribuiría a que se ignore a Extremadura como sede de empresarios e inversores. Si aparece Extremadura en los medios, es para hablar de Puerto Urraco o las expropiaciones a la Duquesa de Alba. Cuenta D. Hidalgo que el Rey le dio la vuelta a sus tres argumentos: 1. Extremadura es el centro de un triángulo mágico, cuyos vértices son Madrid, Lisboa y Sevilla, por consiguiente es lo más próximo a cualquiera de las tres ciudades para prestar servicios. 2.-Si ahora falta infraestructura, la habrá y entonces será la más moderna y eficiente. 3.-En cuanto a lo que dices de J.C. Rodríguez Ibarra, es un hombre inteligente y amigo mío; uno de mis papeles es conseguir que la gente de distintas posturas hable y dialogue. Yo puedo –señaló el Rey—coger un día de un brazo a Juan Carlos y del otro a José María Cuevas y a los empresarios y hacer que hablen y hagan cosas juntos. De ahí salió, año y medio después, la Corporación Empresarial de Extremadura, recuerda Diego Hidalgo. Y extrae una lección: que hay que tratar de convertir las debilidades en fortalezas y las crisis en oportunidades.

Dando un salto al momento actual, citó dos titulares de prensa de estos días, uno de fuentes de la Junta y otro del PSOE:
“Extremadura marca el futuro”
“El PSOE extremeño pinta un futuro apocalíptico para Extremadura”

A su juicio, plasman uno de los grandes males de España: el cálculo electoral, la falta de diálogo y colaboración, la incapacidad de llegar a acuerdos.

Contó que tras haber formado Gobierno Monago, un par de amigos comunes le comentaron el interés del presidente en hablar con él. La conversación aún no ha tenido lugar. “Sin embargo –añadió—tuve la suerte de asistir a un desayuno en Madrid, en el que el Presidente, ante unas 200 personas, expuso su visión de las prioridades para el futuro de Extremadura”:
– El campo y la agricultura y agroindustria
– El turismo, sobre todo interior y rural.
– El desarrollo tecnológico en I+D+i pero sólo aplicado a esos dos sectores.

“Me pareció un planteamiento correcto”, dijo. Pero lo entendía como un intento de desmarcarse de lo que fuera una prioridad para R. Ibarra, quien quería que la informática y el desarrollo tecnológico se convirtieran en ejes de la enseñanza y del futuro de Extremadura”. Y añadía que el planteamiento le parece discutible y mejorable: “podemos y debemos concretarlo más”, dijo refiriéndose al Club Sénior. Y ahí comenzó a apuntar tareas para el futuro: definir las ventajas comparativas y potenciarlas; traer gene relevante; poner en valor activos como el medio ambiente y la naturaleza, la historia y la cultura, las tradiciones y gastronomía; hace 28 años animaba a nuestros jóvenes de la Universidad a aprender japonés, y ahora les añade el chino; atraer a pensionistas europeos que pueden buscar luz y sol antes que playas y aglomeraciones; yendo más allá de las prioridades de Monago, cree que podemos y debemos atraer a la región un desarrollo tecnológico, además del aplicable a la agricultura, industria y turismo…Y huir de los males que aquejan al resto de España, que no son pocos en multitud de aspecto englobables en EDUCACIÖN. Y quiso acabar con una frase de Stanley Hoffman, catedrático de Relaciones Internacionales en Harvard: “He llegado a una triste conclusión: todo el mundo sabe lo que se debe hacer y todos saben que lo que se debe hacer no se puede hacer”. Y cuando le pidieron que dijera algo positivo, lo dijo: “tener fe en la juventud”. Puede que este cronista no lo entendiera exactamente…pero suena bonito. De lo que si está seguro es de la autoría de esta frase: “Aunque cada vez menos porque nuestra soberanía está delegada, me gusta decir que el futuro está en nuestras manos”. Lo dijo Diego Hidalgo.

LOS SOCIOS TIENEN LA PALABRA
Guadalupe es, aparte de un santuario y destino de millones de peregrinos desde el S.XIV hasta hoy, un lugar placentero, al que resulta agradable volver en cualquier época del año; el otoño es espléndido. Ha sido también centro intelectual, artístico y artesano de primer orden. Pero a los miembros del Club Senior de Extremadura se les concentró en Guadalupe para desarrollar a lo largo del sábado una maratoniana jornada de trabajo: demasiado y casi diría que desconsiderada para gentes de su edad; que por algo se les llama “sénior”…y apenas nos dieron respiro. Bueno, terminada la conferencia de Diego Hidalgo se nos permitió tomar un café.
Un cuarto de hora después, ya estábamos en faena. Se trataba, según explicó J.J. Barriga, de abrir un turno de intervenciones, para que cada uno expusiera sus ideas o sugerencias sobre temas a debatir, el papel que deba jugar el Club, la forma y contenido de los debates, las conclusiones a las que se llegue y el destino que deba dárseles. Volvió sobre una idea ya apuntada el día anterior: la falta de actos culturales e intelectuales que tienen lugar en Guadalupe, cuando históricamente fue el primer centro cultural de la Región: hoy casi se reduce a bodas, bautizos y turismo. Y aun malamente esto último, porque declarado “Patrimonio de la Humanidad”, no se “vende”, pues ni un triste cartel hay en Guadalupe que lo pregone.
Entrados en el tema, se estableció el modo y turnos de intervenciones: identificarse mediante cartulina y tres minutos para exponer ideas o propuestas. Ardua tarea la de síntesis. Actuó como moderadora Pilar Pérez Breña, doctora en Microbiología, investigadora, amable y delicada a la hora del “por favor, vaya terminando” que se impone en estos casos. Lo que sigue es una reseña muy breve de las ideas y propuestas de cada uno de los intervinientes.

Enrique Sánchez de León. (Madrid) No asistió, pero la formuló en su nombre J.J. Barriga Bravo. Sugiere la posibilidad de que desde el Club se elabore una base estadística de datos y magnitudes más significativos de Extremadura y su evolución, que se haga llegar a parlamentarios, organismos e instituciones de la Región.

Valeriano Ruiz Hernández (min. 00:00 video). (Sevilla) Sugiere 1) una reflexión sobre Extremadura como sistema abierto que intercambia energía (es profesor de Termodinámica); 2) cuáles son sus intercambios (qué compra, qué vende, qué dinero entra y sale…etc. 3)Saber adónde queremos ir: si ser una gran potencia, anexionarnos a Portugal…4)Establecer los itinerarios para llegar.

Andrés Holgado Maestre (min. 01:45 video). (Sierra de Fuentes) Sociólogo. Plantea tres cuestiones. 1) Los llamados “movimientos antisistema”, aquí no son “anti” sino otros sistemas: exacerbación del nacionalismo y debilitamiento del Estado. 2)Le resulta contradictorio un estado demasiado grande y con muchos recursos, cuando hay poca sociedad civil y eso habría que corregirlo. 3)Tendencias de futuro y líneas estratégicas: se echa de menos la proyección hispana de Extremadura (y más de Guadalupe) y a Portugal; y a Méjico, que si no está en los BRIC, podría estarlo.

José Manuel Sanz Timón (min. 05:10 video). Veterinario genetista (Toledo). Mira al pasado y observa que Extremadura ha perdido población, cultivos agrarios y en los últimos treinta años, el 60 % de la cabaña ganadera. Sin embargo, cree que la ganadería es la única forma de fijar la población joven en los pueblos, un hecho ni conocido ni ponderado por las autoridades…y que no se arregla sólo con la Feria de Zafra.

Fernando Sánchez (min. 10:30 video). Economista. Cree que llevamos 30 años haciéndonos las mismas preguntas: cómo y con quien salir de nuestra situación. Hay como un cierto pudor a hablar de nuestra población. Entiende que hay que trabajar con la sociedad civil y esto puede ser un paso.

Juan Serna Martín (min. 14:30 video). Político. Agricultura ecológica. Enlaza con el del turismo que se ha mencionado, en sus aspectos histórico, cultural y de naturaleza. Y de la ganadería, ya mencionada, ligada a lo que para él es el símbolo de esta tierra: la dehesa. Cree que gente de muchos lugares vendrían encantados a visitar la dehesa si se organizaran las infraestructuras necesarias. Sugiere que este foro dedique alguna actuación al tema.

Ramón Cabezas de Herrera (min. 17:30 video). Médico. (Campanario). Disiente de la potenciación sugerida de la agricultura, cuando cree que se ha alcanzado un techo. “Y poco se puede hacer si un venado vale más que una vaca y un jabalí mucho más que un cerdo”, explica. Y entre nuestras potencias apunta: a) unos costes inferiores que permitirían desarrollar el turismo; b) desarrollar el I+d, aplicado a energías alternativas como las pilas de hidrógeno, unido a las otras energías renovables.

Joaquín Sánchez Gallego (min. 20:20 video). Ingeniero industrial (Madrid). Desde su experiencia, habla de “utilizar las ventajas comparativas, pero sobre todo “competitivas”, que es de lo que se podría tratar en el Club. Y mencionando los Clúster a los que se refirió Diego Hidalgo, lo aplica él a la agrupación de empresas con intereses comunes, con flujos de conocimiento e ideas en común. Y menciona el proyecto “Actúa”, desarrollado en Andorra y orientado allí a los ámbitos financiero y turístico. El gran problema que ve en Extremadura son las personas, por el interés y el egoísmo, así como una cierta tendencia al desafecto hacia lo público y lo empresarial. “Hace falta el liderazgo de los jóvenes: que sean capaces de ilusionar y gestionar el cambio”.

José Julián Barriga Bravo (min. 26:50 video). Periodista (Madrid). Apunta como un grave problema la falta de percepción de la realidad en la que viven instalados muchos sectores extremeños. “Lo que veo no casa con lo que escucho cuando hablo con gente de las instituciones”. Y partiendo de que la población total no llega a 1,1 millón, hay 570.000 inactivos, más de 160.000 parados, y de entre los ocupados 80.000 son funcionarios, llega a una triste conclusión: “La Región se nos está muriendo, alguien tiene que verlo.” Lo primero que necesitamos es un análisis riguroso y un diagnóstico ante tan dura realidad.

Marcelo Muriel Fernández (min. 31:50 video). Ingeniero industrial. (Cáceres) Ha ejercido siempre en Cáceres, en una industria de origen vasco, ligada al automóvil. Apoya a los jóvenes, convencido de que hay que seguir en esa línea, sabiendo cual es su ideal, qué es lo que buscan. Alaba la actitud de los jóvenes, la ilusión y las ganas. Esa es la razón, de que hoy trabajen en la empresa más de cincuenta universitarios extremeños “que en la industria del automóvil pueden discutir con los japoneses” Cree que el Club debe estar en esa línea de apoyo a la juventud.

Francisco Valverde Luengo (min. 36:30 video). Docente (Plasencia). Pensando en el futuro, cree que el futuro está en el sistema educativo, al que el Club trata de aportar conocimiento y experiencia. Y citó a modo de resumen una frase de un ‘su’ viejo maestro: “He pretendido formar ciudadanos éticos y cívicos; pero no serán nada si no son participativos”. Y concluyó: “Miremos a ese futuro joven y formemos ciudadanos éticos, cívicos y participativos”.

José Pastor Villegas (min. 40:20 video). Catedrático de Química Inorgánica en la Uex.(Guadalupe). Entiende que los socios del Club son “juventud acumulada” y pueden hacerse oir. Considera como otro Guadiana el Centro de Cirugía de Mínima Invasión, sobre el que se muestra una exposición –pasado, presente y futuro– en la Facultad de Medicina, campo éste, el de la medicina, en el que Guadalupe tiene mucho que aportar por lo que significaron sus hospitales.

Esteban Cortijo Parralejos (min. 44:20 video). Profesor de Filosofía. (Cáceres) Entiende que: 1) Hay que mirar hacia el futuro, aunque no sirva para el presente: suelen salir cosas fantásticas. 2) La investigación es importante, pero siempre hay que mantener la mente abierta. 3) Tenemos que pensar Extremadura. Y apunta a modo de manifiesto: “Ganar dinero requiere ser inteligente. Pero si sólo sabes ganar dinero, eres un ignorante”.

Antonio Chavero Hidalgo (min. 49:20 video). (Villanueva de la Serena). Dirigió una pregunta a Diego Hidalgo: “¿Crees que nuestro propio sistema generará por sí mismo soluciones para lo que hay o habrá que fundar una nueva democracia para el futuro?

Antonio Téllez de Peralta (min. 51:20 video). Ingeniero Industrial (Madrid). En orden al plan de acción del Club, entiende que las experiencias no son transferibles a los jóvenes, sino que deben crearlas ellos para decidir el camino a seguir. Lo nuestro sería abrir el pensamiento a quienes han de tomar las decisiones a medio y largo plazo, estableciendo grupo de trabajo acordes a los grupos de intereses que se quieren despertar, potenciando la sociedad civil sobre todo entre los jóvenes. Luego los políticos tendrán que oírles.

Carmen Baztán Larrimbe (min. 55:40 video). Periodista y empresaria. (Talayuela) Cree que Extremadura ha avanzado, pero no al ritmo del resto de España, por lo que aquí los problemas generales se agudizan. Ve como tarea del Club analizar la realidad extremeña y definir los caminos a seguir para que la emigración no sea la solución, ni seguir siendo los últimos.

Pelayo Mellado Jiménez (01:00:55 video). (Torrevieja) Apunta dos premisas. a) los jóvenes tienen que seguir su camino; aunque tropiecen, y tener su propia experiencia; b) dado que muchos no vivimos en Extremadura, hay que evitar que se nos vea como un grupo de personas de fuera que venimos a decir a los de dentro lo que tienen que hacer. Y señala tres puntos débiles de Extremadura: 1.- Una administración sobredimensionada, con exceso de funcionarios, lo cual genera burocracia e intervencionismo y mata a la sociedad civil. 2.- Si la percepción de la política es negativa, los mejores no se presentan, lo que nos lleva a un círculo vicioso. 3.- Nos quejamos siempre de las infraestructuras; pero si se mira bien, no son tan malas.

Manuel Parralo Dorado (01:06:20 video). Catedrático (Madrid). Viendo útil la existencia del Club, apunta dos peligros: uno es que las ideas y comentarios se queden en algo bonito y poco más; y otro, que lo que digamos pueda generar desconfianza en las instituciones y una cierta prevención en la sociedad. Mirando la realidad extremeña, enumera como inconvenientes, por un lado, la profesionalización de la política, que dificulta el avance de las ideas de los jóvenes; por otro, la llegada a determinados cargos de personas sin el conocimiento deseable de las materias de las que habrán de ocuparse, lo que obliga a más asesores y más gastos.

Resumen matinal (01:11:50)

DEBATES: SESIÓN DE TARDE
Andrés Holgado Maestre, primer interviniente en la sesión de tarde, centró su intervención en el aspecto poblacional de Extremadura. “En poco más de treinta años hemos perdido 600.000 habitantes, tenemos una población muy envejecida y apenas si quedan jóvenes en la región. Y lo peor es que siendo grave, el problema se agudizará cada día más si no nacen más niños a corto plazo. En consecuencia creo que ha llegado el momento de reflexionar sobre la urgente necesidad de una política que fomente la natalidad y, de paso, y relacionado con lo anterior, meditar muy seriamente sobre el decisivo papel que la mujer extremeña está llamada a desempeñar en la sociedad actual si queremos que la preocupante situación empiece a cambiar. La mujer extremeña tiene que hablar por sí misma y participar activamente en este foro y en otros semejantes que puedan crearse”.

Ricardo Díaz Zoido se refirió también a la demografía para recalcar que ése es un aspecto fundamental para Extremadura: “si queremos frenar el progresivo despoblamiento de nuestros pueblos y la consiguiente pérdida de población no hay más remedio que adoptar políticas activas en dos temas concretos: el fomento de la natalidad y la inmigración, que a ser posible deberá ser cualificada”.

Valeriano Ruiz Hernández fue tajante al calificar de catastrófica nuestra situación económica: “Extremadura es la última región española en renta per cápita, ocupamos el puesto 217 entre las 917 europeas y la renta del País Vasco duplica con creces la extremeña. Creo sinceramente que se nos están robando recursos económicos con la connivencia del Estado. Extremadura, por ejemplo, genera 4,16 veces más electricidad de la que consume, la energía que produce está valorada en 4.600 millones de euros aproximadamente, de los cuales el Estado se queda con el 28,6 por ciento (unos 1.310 millones de euros) vía impuestos. Por todo lo expuesto creo que ha llegado el momento de sentarnos a echar cuentas muy en serio. Los extremeños debemos tomar conciencia de la riqueza que tenemos y no retenemos porque se la llevan fuera”.

José Julián Barriga Bravo se refirió a la actuación de los políticos extremeños: “La mayoría de los debates que se generan en la Asamblea no pasan de ser una figuración, no un reflejo de los anhelos y necesidades de nuestra región. Un ejemplo: ¿Alguien se ha parado a echar cuentas de lo que nos cuesta cada titulado de la Universidad de Extremadura? ¿Alguien ha pensado en serio quién es el real beneficiario del esfuerzo económico que hacemos todos los extremeños para financiar todas esas titulaciones?… Lamentablemente, una buena parte de los recursos que dedicamos a tal fin rinden beneficios lejos de aquí, pues la mayoría de nuestros titulados universitarios se ven obligados a emigrar al no encontrar un trabajo digno en su tierra. Y lo mismo cabría decir de las materias primas que producimos, fuente de riqueza para otras regiones que luego las transforman y manufacturan, con la consiguiente repercusión negativa para el empleo en Extremadura, que una vez más sufre las consecuencias de la diáspora de sus hijos más jóvenes. Temas como éstos y otros semejantes son los que deberían centrar la actividad de nuestros parlamentarios para que la Asamblea deje de ser la figuración a la que antes me he referido”.

Fernando Sánchez centró su intervención en la parte de responsabilidad de los propios extremeños en la desfavorable situación regional: “Estamos siendo robados, de acuerdo, pero si el robado, en este caso la propia sociedad civil extremeña, es consentidor de ese robo las quejas huelgan. ¿Qué hemos hecho, por ejemplo, para impedir que las eléctricas aquí asentadas, en su día empresas nacionales luego privatizadas, realicen la facturación desde otras comunidades autónomas? Reivindiquemos esa facturación y al menos una parte de los cuantiosos recursos económicos que ese trámite reporta en lugares muy distantes de donde se genera la energía. Sinceramente creo que ha llegado el momento de acabar con la actitud victimista que hasta ahora nos ha caracterizado y pasar a una decidida acción reivindicativa”.

Juan Serna Martín se refirió a la burocracia que en muchos casos ahoga la generación de empleo, -sobre todo el joven-, en el medio rural: “No pocas experiencias pequeñas que podrían dar resultados muy positivos en la lucha contra el paro, sobre todo en el sector agrícola, mueren antes de nacer a causa de las dificultades y trabas burocráticas que impone la Administración, que parece empeñada en estrangular pequeños intentos de desarrollo en beneficio de proyectos de mayor envergadura. Tenemos dos millones de hectáreas que podrían cambiar para bien el actual panorama agrario y ganadero de la región si la Administración tuviese un poquito de sensibilidad en este sentido. Un ejemplo: ¿Cuánto podríamos ahorrar si una pequeña parte del dinero que cada año gastamos en políticas contra incendios se invirtiera en la ganadería extensiva? Sin duda mucho, y sobre todo con mejores resultados tanto para el monte como para la cabaña ganadera, especialmente del caprino”.

Antonio Gamonal, psicólogo y ganadero, afirmó que en ningún caso debemos deprimirnos pensando que la actual situación extremeña no tiene arreglo, que no se puede hacer nada para cambiarla. “Si existe una patología debe haber un tratamiento que sea adecuado”, dijo. A continuación citó una serie de dimensiones a tener en cuenta para que el deseado cambio se produzca: investigar con rigurosidad el por qué hemos llegado a la actual situación; intentar que una parte importante de la sociedad civil extremeña se convenza de que el cambio es necesario y se implique en el esfuerzo colectivo que será necesario hacer para que éste se produzca; tener una idea clara de la Extremadura que queremos… Por último, y ya centrado en el aspecto agro ganadero, mostró sus temores, “serios y fundados”, de que la encina, la dehesa, queden, más pronto que tarde, fuera de la PAC comunitaria.

Teresiano Rodríguez Núñez, retomando el debate sobre el aspecto poblacional, dijo que “con ser muy grave el problema demográfico, lo verdaderamente dramático es la progresiva despoblación del medio rural por la huída de gente joven del campo hacia los grandes núcleos de población”. Mostró sus dudas de que un fomento de la inmigración pueda solucionar el problema del despoblamiento rural “porque a más o menos largo plazo la mayoría de esos inmigrantes que pudieran llegar a nuestros pueblos acabarían marchándose también a la ciudad. En ocasiones, lo mejor es enemigo de lo bueno”.

Manuel Pecellín Lancharro, tras mostrar su gratitud como extremeño a los promotores del Club por la organización de un foro de opinión tan importante como el que se celebraba en Guadalupe afirmó que éste es el momento de abandonar la sempiterna imagen de la Extremadura doliente para evitar caer en una depresión todavía mayor, y el de fomentar iniciativas positivas. Respecto a la operatividad de los foros de debate que el Club Sénior pueda organizar en el futuro abogó por la creación de grupos de trabajo homogéneos que estudien en profundidad problemas concretos y sugieran posibles soluciones a los mismos.. Asimismo dejó patente su admiración a todos los extremeños miembros del Club residentes fuera de la región que no han dudado un momento a la hora de implicarse en la difícil tarea de buscar una Extremadura mejor, y aludió a las enormes posibilidades de la web para posibilitar la comunicación entre los miembros de los grupos de trabajo que puedan formarse sin necesidad de desplazamientos y reuniones.

José Manuel Sanz Timón se mostró optimista sobre el futuro del Club Senior de Extremadura,: “Si no nos metemos en temas políticos y permanecemos firmes en el camino emprendido podremos ser muy útiles a la sociedad extremeña. Conocemos los problemas que aquejan a la región y contamos con un capital humano muy importante en el Club, capaz de aportar iniciativas que en algunos casos pueden contribuir a solucionarlos. Ahora bien, para que eso sea posible es preciso conectar bien con la gente, a la que debemos transmitir con claridad nuestras inquietudes y sugerencias. Cuando los políticos se den cuenta de que nuestros diagnósticos son acertados y las recetas que sugerimos nada descabelladas sino todo lo contrario, empezarán a tomar en cuenta nuestras iniciativas”.

Manuel Martín Ruiz, tras afirmar que se deberían aprovechar mejor las aportaciones y sugerencias de los extremeños de la diáspora en la complicada tarea de mejorar de nuestra situación socioeconómica, esbozó un retrato no demasiado negro de nuestra región: “No debemos obsesionarnos y menos aún regodearnos con la idea de que somos los últimos entre las de la OCDE, pues Extremadura está muy bien situada con respecto a otras regiones europeas en sectores tan importantes como salud, comunicaciones y el medio ambiente, por ejemplo”. Acabó su intervención diciendo que para combatir el paro, que es nuestro principal problema, nos abramos más a la inmigración. “Podemos aprender mucho de ella”, apostilló.

Antonio Jesús Chavero centró su intervención en la necesidad de establecer una metodología clara al objeto de potenciar el impacto de las sugerencias que puedan surgir de los debates del Foro en la sociedad civil extremeña: “¿A quiénes debemos dirigirnos preferentemente? ¿A los jóvenes, a los políticos, a los profesionales? ¿Cómo lograr que nuestras sugerencias lleguen al mayor número posible de extremeños?…”. En su opinión, los debates del Foro deberían centrarse en no demasiados asuntos y las conclusiones transmitirse con claridad y precisión, utilizando todos los canales a nuestro alcance, al mayor número posible de extremeños.

Pelayo Mellado Jiménez incidió también en la necesidad de modificar la pesimista visión de su tierra de no pocos extremeños, labor en la que en su opinión el Club Sénior tiene mucho que decir: “Más que incidir en los puntos en los que somos ciertamente débiles, debemos poner énfasis en potenciar aquello donde nuestras posibilidades son mayores, por ejemplo, el desarrollo de un turismo diferenciado o una más eficaz comercialización de nuestras materias primas, aspectos en los que indudablemente tenemos mucho que hacer y decir”.

José Pastor recalcó la necesidad de escuchar más a los jóvenes, especialmente a aquellos que se han formado en la Universidad de Extremadura, trabajen en la región o fuera de ella, tengan o no tengan trabajo, pues sus puntos de vista y sus conocimientos pueden ser muy valiosos a la hora de establecer un diagnóstico acertado de la situación y de las posibilidades de desarrollo de nuestra región.

Marcelo Muriel Fernández insistió en que el problema de Extremadura es un problema de valor añadido, razón por la que sugirió que el Club Sénior analice con carácter preferente una serie de temas concretos, constituyendo grupos de trabajo relacionados con los asuntos: juventud, turismo, agricultura y ganadería, así como nuestras relaciones con Iberoamérica.

ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Tras los debates, y como broche de la jornada, los asistentes celebraron Asamblea Constituyente bajo la presidencia de Juan Antonio Gallardo, en la que en primer lugar se debatió sobre la frecuencia de celebración de los futuros Foros de Debate, así la fecha y el lugar donde ha de tener lugar el del próximo año. Por unanimidad se acordó que éste tenga lugar en Alange, cuyo alcalde había ofrecido al Club su localidad como sede de uno de los encuentros, los días 12 y 13 de junio de 2015.
Asimismo se discutió sobre la conveniencia de mantener o no la denominación de “club”, al entender algunos asistentes que esta palabra tiene evocaciones deportivas. Tras escucharse opiniones a favor y en contra de los propuesta el punto se sometió a votación acordándose por mayoría mantener el nombre del foro tal como ha figurado hasta ahora.
Por último se decidió que el Club Sénior de Extremadura sea inscrito como Asociación Cultural en el registro correspondiente, abandonando así el carácter de club privado con el que ha funcionado desde su creación.

EXCURSION ECOLOGICA

El domingo, 19 de octubre, gran parte de los asistentes se trasladaron a un enclave rural próximo a Guadalupe en el que recibieron una lección magistral de ecología y medioambiente a cargo del socio y naturalista Jesus Garzón, que había sido introducido por uno de los promotores del Club Sénior, Juan Serna.

REPERCUSION EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN

El desarrollo de los trabajos del primer Foro de Debates del Club Sénior ha tenido reflejo en varios medios de comunicación, especialmente en las agencias de prensa de la Región, en el diario HOY, en la prensa digital y en diferentes espacios informativos de las radios de la Comunidad. Por su parte, Canal Extremadura Televisión entrevistó en directo el lunes 21 de octubre a los promotores Juan Serna y Marcelo Muriel.