Hoy entrevistamos a … Julián Leal Henández

Julián Leal Henández. Licenciado en ciencias de la Información por la Universidad Complutense. Redactor de información local y general en el diario HOY de Extremadura. Corresponsal del diario El País en la comunidad. En diversos momentos ha compatibilizado la labor periodística con la de diseñador gráfico y diagramador de medios impresos. Retirado de la actividad actualmente colabora en espacios radiofónicos.

  1. ¿Qué significado ha tenido para usted Extremadura a lo largo de su vida?
    – Muy importante. Es aquí donde están mis raíces, donde he formado una familia y donde he desarrollado mi actividad. Es una tierra que te atrapa por sus innumerables valores. Por otro lado me he sentido obligado a contribuir, en la medida de mis posibilidades, a su desarrollo
  2. ¿En qué se diferencia la Extremadura de su infancia o juventud de la actual?
    – La diferencia es abismal. Nací en 1951 en Nogales, un pequeño pueblo de la Extremadura profunda, en unos años muy difíciles. Atrás quedaban los terribles años de la posguerra y el hambre y se abrían nuevos horizontes y posibilidades gracias al Plan Badajoz. Sin embargo existía un enorme retraso material y cultural. La incipiente mecanización agrícola obligó a muchos ciudadanos a emigrar a otros puntos de España o al extranjero. Comparar aquellos años con los de ahora resulta imposible, por cuanto ninguno de los elementos o factores son comparables.
  3. ¿Existen algunas facetas o rasgos de la Extremadura que conoció en su infancia o juventud mejores o más positivas que las actuales?
    – Tal vez existía un mayor sentido del esfuerzo, de la responsabilidad, del procurar salir adelante con tus medios.
  4. ¿En qué aspectos ha mejorado Extremadura a lo largo de las últimas décadas?
    Los avances han sido muy notables en materia de infraestructuras y servicios. En general la región cuenta con buenas carreteras, dispone de una amplia red sanitaria y de dotaciones asistenciales, aceptable aunque como todo mejorable. Los servicios educativos permiten también el acceso de todas las capas sociales y se cuenta con estudios universitarios. No obstante, las comunicaciones ferroviarias y aéreas son la asignatura pendiente de la región que compromete su futuro.
  5. Dado por sentado que el sistema autonómico ha favorecido la identidad y autoestima de los extremeños, ¿existe alguna faceta no positiva?
    – Entiendo que la autonomía política y administrativa no ha tenido influencia negativa.
  6. ¿Cómo ha influido la historia en el presente extremeño?
    – Sin lugar a dudas tiene un gran peso. Históricamente ha sido una tierra atrasada, muy alejada de los centros de poder, dedicada básicamente al sector primario. Hasta bien entrado el siglo XX no contó con una Universidad, cuando otras regiones llevaban siglos con ellas
  7. ¿Es cierto el tópico que los extremeños son indolentes y escasamente emprendedores?
    – En cierta medida, creo que sí, aunque por supuesto hay individualidades que desmienten ese tópico.
  8. Díganos tres virtudes del pueblo extremeño en general…
    – Trabajador, acogedor y noble.
  9. Y tres defectos o carencias de la sociedad extremeña…
    – Resignada, con un cierto sentido fatalista, con pocas iniciativas.
  10. ¿Cuál es el problema principal de Extremadura?
    – Su secular atraso en muchos aspectos que condicionan su progreso económico
  11. ¿Optimista o pesimista respecto al futuro de Extremadura?
    – Soy optimista respecto al futuro, siempre que los dirigentes sean capaces de escoger el buen camino.
  12. ¿Algunas razones para el optimismo?
    – La región tienen grandes posibilidades que podían explotarse. Tiene lo mejor que se puede tener: una buena tierra, un buen clima, abundante agua y conocimientos y experiencias para extraer de ella lo mejor. Creo que el camino debe ser hacer de la región el abastecedor de España y de Europa de productos alimentarios de calidad.
  13. Si estuviera en sus manos resolver el desarrollo económico y social extremeño, ¿qué medidas adoptaría o recomendaría?
    – Ya las he apuntado. En mi opinión, en las circunstancias actuales, las políticas y los esfuerzos deben dirigirse a la explotación inteligente y competitiva de la agricultura. Extremadura podía convertirse en una potencia en ese aspecto. Las necesidades primaria del hombre siempre van a estar ahí y Extremadura debiera especializarse en atenderlas.
  14. ¿Qué opinión le merece la clase dirigente extremeña?
    – Muy mediocre
  15. ¿Su opinión sobre la Universidad de Extremadura?
    – Creo que su nivel es muy bajo. Considero que debiera reestructurase y adaptar la oferta educativa a las demandas y necesidades del siglo XXI. Pocas facultades, pero con gran nivel.
  16. ¿Qué recomendaría a un joven extremeño que se encuentre en paro y sin perspectiva inmediata de encontrar empleo?
    – Que se esforzara en aprender y formarse. Y no conformarse con ser uno más.
  17. ¿Cuáles son los tres símbolos más representativos de Extremadura (personajes/hechos históricos…)
    – Guadalupe, Mérida y sus dos grandes ríos, además, lógicamente, de los conquistadores cuyas figuras debieran tener un mayor reconocimiento.
  18. ¿Qué personaje extremeño es su predilecto y por qué razón?
    – Creo que los conquistadores son todos extraordinarios. Sus proezas son inigualables
  19. ¿Su ciudad/pueblo preferido, exceptuando su lugar de nacimiento o de residencia?
    – Cualquier pueblo medio, como Jerez, Fregenal, Llerena o Zafra tienen para mi un gran atractivo
  20. ¿Cuál es su rincón preferido de Extremadura?
    – Las Hurdes, un territorio aún desconocido
  21. Díganos un monumento extremeño de su predilección.
    – Los monumentos romanos de Mérida
  22. ¿Su autor extremeño preferido?
    – Felipe Trigo por su gran fuerza narrativa.
  23. ¿Su músico favorito?
    – Se me ocurre Cristóbal Oudrid
  24. ¿Qué pintor?
    -Zurbarán, sin duda.

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.