El Club Senior en los medios

La vicepresidenta Carmen Calvo ve en el reconocimiento un avance hacia la igualdad recogida en el Constitución

Maria Angeles Duran
El rey Felipe tras entregar el Premio Nacional de Sociología y Ciencia Política 2018 a María Ángeles Durán.

La catedrática María Ángeles Durán se ha convertido hoy en la primera mujer en ser reconocida con Premio Nacional de Sociología, en un acto en el que el Rey Felipe VI le ha hecho entrega de esta distinción y al que también han asistido, entre otros, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega; y el director del Centro de Investigaciones Sociológicas, José Félix Tezanos.

Calvo ha tomado la palabra para destacar el simbolismo de que este premio haya sido para Durán, ya que cree que es la demostración del desarrollo de un valor superior de la Constitución como es el de la igualdad y, en este caso concreto, entre hombres y mujeres.

Tras elogiar la trayectoria de la premiada, le ha transmitido el agradecimiento de toda la sociedad por su labor, que ha “arrojado luz sobre las zonas oscuras por las que ha transitado la vida de muchas mujeres sin reconocimiento”.

Durán ha agradecido el premio y ha repasado algunos momentos de su vida personal y profesional, una trayectoria que ha elogiado en su laudatio previa la catedrática Inés Alberdi.

Alberdi ha resaltado igualmente que sea la primera mujer que recibe este premio como fue en 1982 la primera que logró una cátedra de Sociología. “Ha sido muchas veces la primera en alcanzar algo, y deseo que dejen de existir primeras veces para que las mujeres sean ciudadanas con todos los derechos y todas las oportunidades, no excepciones minoritarias en profesiones y reconocimientos”, ha añadido.

Asimismo, se ha referido a la presencia del rey y al orgullo por los 40 años de la Constitución que ha admitido que abrió un periodo incierto pero que ha dado como fruto muchos años de paz y prosperidad en los que la Corona ha jugado un papel muy positivo.

José Félix Tezanos ha destacado también que por vez primera el Premio Nacional de Sociología haya sido para una mujer y ha aprovechado para reivindicar ante el rey la labor “rigurosa” del centro que dirige.

El Club Senior en los medios

El Periódico Extremadura
21/11/2018

El próximo viernes, en el centro cultural San Antonio, se presentará el libro ¿Qué nos pasa a los extremeños para estar dónde estamos? Reflexiones autocríticas mirando al futuro, un ensayo editado por el Club Senior de Extremadura en el que se debate sobre la situación actual de los extremeños en todas sus vertientes y se plantea la necesidad de romper con los estereotipos de inferioridad que han rodeado a esta región. La presentación está incluida en el programa Otoño Literario y estarán presentes Manuel Pecellín, Carmen Fernández-Daza y José Julián Barriga, uno de los académicos de la Real Academia Extremeña de las Letras y las Artes que participa en su redacción.

Esta publicación surge de la necesidad de contar qué pasa en Extremadura y de dar un diagnóstico lo más completo posible para, a partir de ahí, sentar las bases para un mejor desarrollo y progreso de la región en todos los ámbitos. Así lo señala José Julián Barriga, quien detalla que «en todas las reuniones del Club Senior nos surgían las mismas preguntas. Por qué estamos siempre abajo en los ranking del PIB, la renta per cápita o arriba en el paro? Algo nos tiene que estar ocurriendo para que año tras año estemos siempre en esta situación», dice.

Invitación a pensar / Con estas mimbres decidieron convocar a un grupo de 20 personas muy cualificadas y variopintas dedicadas a diferentes sectores productivos. Historiadores, antropólogos, economistas, docentes, personas vinculadas con la religión, la cultura, la política… «Le dijimos que en diez folios reflexionasen sobre las razones de por qué Extremadura está donde está y que dieran una opinión sobre cómo podemos remontar esta situación», explicó Barriga.

Una de las grandes conclusiones extraídas está en la tierra como elemento de desarrollo para Extremadura, «tanto para bien como para mal». Coinciden muchas reflexiones en que el entorno rural ha condicionado a la región. «No hemos tenido ni burguesía ni revolución industrial y eso ha pasado», puntualizó.

El ensayo también deja patente que hay una insatisfacción generalizada por la situación que vive la comunidad autónoma. «No queremos que se vea este libro como una publicación pesimista, sino más bien todo lo contrario. Queremos tener un buen diagnóstico para crear los instrumentos necesarios y buscar los progresos. Es un libro con una visión muy plural», dijo Barriga.

El Club Senior de Extremadura tiene más de 200 asociados, que son personas jubiladas que se han dedicado como profesionales a muy distintas profesiones. Llevan siete años de reuniones y cada año hay un foro anual para debatir temas. El próximo será en Olivenza, en abril del 2019.

En Almendralejo se presentará la segunda edición del libro, ya que la primera se ha agotado con 500 ejemplares vendidos. El club no para y ahora está diseñando un nuevo libro llamado ‘Así se hace el desarrollo de Extremadura’. Para ello ha abordado una estrategia similar. Ha preguntado a 15 empresarios de éxito en la región para que expliquen en diez folios cómo han logrado triunfar y qué sugerencias positivas y negativas pueden aportar.

El Club Senior en los medios

SEGUNDA EDICIÓN DEL ENSAYO “QUÉ NOS PASA A LOS EXTREMEÑOS…”

Agotada la primera edición del libro de ensayo “Qué nos pasa a los extremeños para estar donde estamos…”, el Club Sénior de Extremadura ha reimpreso la obra para hacer frente a las nuevas solicitudes de presentación que se le siguen pidiendo desde diversos ciudades extremeñas y de otras Comunidades Autónomas.

La acogida que se le ha dispensado a esta obra ha provocado que en poco más de seis meses se encuentre prácticamente agotada.

El libro, hasta agotar las existencias, estará disponible para su venta en varias librerías extremeñas y entre ellas, en:

Entre tanto, el Club Senior trabaja ya en la elaboración de un nuevo libro de ensayos en el que se recogerán las reflexiones de más de una decena de empresarios y emprendedores sobre la realidad empresarial de Extremadura.

 

El Club Senior en los medios

Podría llegar a ser, desde la sociedad civil, el gran mecanismo transformador para hacer efectivo uno de los retos más anhelados, perseguidos y necesarios de la historia de la región

Tras la superación de un lustro de vida del Club Senior de Extremadura (CSEX) y sus reuniones anuales en diversos encuentros, presentaciones o charlas informales, se viene compartiendo la necesidad de que sea algo más que una reflexión, plasmada en informes y debates, e incluso, publicaciones, como la recientemente editada. Con todo ello ha quedado acreditado de forma altamente satisfactoria las capacidades de sus miembros en el ámbito intelectual y del pensamiento. Pero Extremadura necesita progreso material y de ahí la inquietud de muchos de sus componentes que comparten que el pensamiento es imprescindible, pero resulta insuficiente para contribuir de forma efectiva a transformar la realidad.

En el ámbito interno, parece haber una opinión mayoritaria según la cual habría que combinar los dichos con los hechos. El problema es cómo conseguirlo y respetar unos principios que se ha dado el CSEX, cuya alteración podría ser arriesgada.

En virtud del principio de ‘austeridad’ (próximo al voto de pobreza) la organización no dispone de otros fondos que los que aportan los asistentes para sufragar la celebración de los foros anuales y que se consumen con la realización de cada evento; el de ‘civilidad’, mediante el cual el CSEX permanecerá anclado en la sociedad civil renunciando a actuar como organización política, como en algún momento se podría haber contemplado para dotarle de un mayor poder transformador, que tendría el inconveniente de hacerle vulnerable al implicarse en la pugna partidista, introduciendo en su seno un germen de división y, eventualmente, el riesgo de desaparición a corto o medio plazo; el de ‘neutralidad política’, renunciando a pronunciamientos favorables o críticos con una u otra formación. Y, por último, el de ‘compromiso’, en virtud del cual el CSEX adquirió desde su creación una fuerte responsabilidad con Extremadura, su razón de ser, y en ella proyecta todo su pensamiento, actividad y capacidades.

Llevar a cabo una actuación real y efectiva, en el plano material, e inspirada en los principios indicados, es todo un reto para completar la dimensión intelectiva y comenzar a realizar aportaciones tangibles. En definitiva añadir al ‘softpower’ del pensamiento, y sin descuidarle, el ‘hardpower’ de la economía, la industria, la tecnología o el comercio, supondría un salto significativo cuyo éxito requiere de una planificación precisa.

Si en la primera fase del CSEX, sus miembros están acreditando capacidades sobradas para llevarla a buen puerto, habría que verificar si con esos mimbres se está en condiciones de dar el gran salto que necesita en el cumplimiento de su objetivo. Ampliando, si es necesario, su número de socios tanto en el ámbito nacional como internacional, llegando allá donde esté quien sienta y comparta la inquietud por Extremadura y su transformación desde la sociedad civil, brindándole un cauce para realizarlo y, lo que es más importante, obtener lo necesario para realizar la materialización práctica de proyectos concretos, sin desvirtuar los principios inspiradores.

Un primer paso, que iría en paralelo a programas para la divulgación del Club Senior, podría ser efectuar labores de captación de socios en el ámbito de todo el Estado, con inclusión de acciones concretas en cada una de las comunidades autónomas. Y, en el plano internacional, realizar algo análogo para hacer llegar esta iniciativa, con ayuda de la tecnología, a los confines de la globalidad, donde haya extremeños o personas dispuestas a trabajar por la causa de Extremadura, que requeriría la elaboración rigurosa de un plan detallado y realista de expansión.

Sin perjuicio de todo anterior, desde una perspectiva muy amplia, abierta, con altura de miras y sin frenos a la imaginación, localizar una serie de proyectos (pocos) con objetivos concretos, viables y bien definidos, cuya realización práctica comportaría aportaciones estratégicas que Extremadura y la sociedad extremeña necesitan para que, una vez analizados, si cuentan con el consenso de las fuerzas sociales y políticas, puedan ser desarrollados.

El requisito del consenso no es baladí ya que cualquier proyecto de alcance estratégico, por muy necesario que pueda ser para los intereses extremeños, si no es compartido por las fuerzas sociales y políticas, siempre encontraría dificultades para su realización práctica. Por ello, el CSEX solo desarrollaría los proyectos con los que se disponga de ese consenso necesario previo.

En grupo de trabajo diferente y especializado, y al igual que con los proyectos, se abordarían las fuentes de financiación efectiva de los mismos, recurriendo y optimizando los mecanismos financieros nacionales e internacionales.

Con el inicio y desarrollo de esta nueva etapa, el Club Senior de Extremadura podría llegar a ser, desde la sociedad civil, el gran mecanismo transformador para hacer efectivo uno de los retos más anhelados, perseguidos y necesarios de la historia de Extremadura, que tal vez tendría dificultades para ser abordado desde la política por necesitar ser realizado mediante un permanente consenso. 

El Club Senior en los medios

TRIBUNA

SÉNIOR DE EXTREMADURA: DE CÓMO COMBATIR LA MELANCOLÍA

CLUB SENIOR DE EXTREMADURA (*)

Como cierre de los debates que el Club Senior de Extremadura organiza cada año, los socios de esta entidad integrada por extremeños de muy dilatada y variada experiencia profesional, aprobaron un «manifiesto» en el que de alguna forma expresan la opinión mayoritaria del grupo sobre la situación económica y social de la Comunidad extremeña. Antes de aprobar esta declaración, los senior, en su reunión anual celebrada este año en Jerez de los Caballeros, escucharon una muy documentada exposición sobre la historia de los Fondos europeos en Extremadura y debatieron durante dos horas el Informe General de Situación de la región.

El «Manifiesto de Jerez de los Caballeros» es un buen exponente de las preocupaciones que muchos extremeños sienten sobre los problemas que afectan a la generalidad de sus conciudadanos. Se abre con una afirmación que en una primera lectura podría interpretarse como pesimista y que, sin embargo, sirve como pórtico y razón para urgir a toda la sociedad extremeña a que acometa de una vez por todas un nuevo rumbo de desarrollo y de prosperidad, ahora que se van agotando las oportunidades de financiación privilegiada por parte de Europa. «El Club Senior de Extremadura -se dice textualmente- constata, un año más, la delicada situación que atraviesa nuestra Comunidad Autónoma sin que existan en el horizonte más inmediato circunstancias que hagan prever un cambio de rumbo que evite las carencias estructurales de la región. El estancamiento de la economía extremeña, que se denunciaba en el anterior Manifiesto de San Martín de Trevejo de 2016, lamentablemente continúa a pesar de los ligeros incrementos del PIB y de la renta per cápita de los extremeños, en todo caso por debajo de la media nacional. El hecho más importante registrado en la evolución de los índices de desarrollo durante 2016 es la constatación de que la convergencia de Extremadura con el resto de las Comunidades de España no solo no ha disminuido sino que ha empeorado, a pesar de ser nuestra región la más beneficiada por los Fondos Europeos».

Una norma no escrita en la breve pero ya consolidada historia del Club Senior de Extremadura consiste en la obligación de que a cada consideración autocrítica que se haga sobre la situación económica y social de la región se formule al tiempo una propuesta positiva, o al menos una sugerencia de solución. El lamento y la melancolía están proscritos en los debates del Club Senior cuyo único objetivo es el de colaborar al mejor conocimiento de los problemas que originan el mayor de todos los infortunios que padecen los extremeños: el paro y muy especialmente el paro de los jóvenes y lo que es aun peor, el paro de jóvenes en los que Extremadura, a lo largo de toda su historia, más ha invertido en su formación y en su bagaje profesional.

Independientemente de la exigencia de que al tiempo de que se hace el diagnóstico de situación se formulen propuestas de solución, en Jerez de los Caballeros, al igual que se hizo el año anterior en San Martín de Trevejo, se contó con dos ejemplos admirables de promoción del desarrollo y de la prosperidad de los extremeños: Atanasio Naranjo, creador de Tany Nature, y de Ricardo Leal, presidente de Cristian Lay, dos extremeños de origen modesto que, partiendo de la nada, han conseguido crear estructuras empresariales sólidas que mantienen miles de puestos de trabajo productivos y competitivos. Producen riqueza y evitan la sangría de la emigración de los extremeños. ¿Son solo una excepción? ¿Hay muchos otros Atanasios Naranjos y Ricardos Leales en Extremadura? Los hay sin duda. El pasado año, los senior de Extremadura tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano otros ejemplos notables de creatividad empresarial en las personas de Domingo Fernández, presidente de ACOPAEX, y de Luis Felipe de la Morena, de IMEDEXSA. Y así seguiremos: mostrando que es posible, y sobre todo es urgente, aprovechar el talento y los recursos de nuestra Comunidad.

 

En todos los Manifiestos que el Club Senior de Extremadura aprueba cada año en sus Foros de Debates (Guadalupe, Alange, San Martín de Trevejo, Jerez de los Caballeros) se hace una advertencia sincera: que la responsabilidad de cuanto ocurre en la Comunidad, por muy doloroso que sea, no es solo ni principalmente de los políticos y de la Administración, sino de toda la sociedad extremeña, comenzando por quienes tienen mayores capacidades y atribuciones. O lo que es lo mismo: que es hora de que la sociedad civil extremeña se movilice e impulse cauces de reflexión y de propuestas como los que modestamente realizamos desde el Club Senior de Extremadura o al menos es lo que intentamos. No nos mueven otros fines que los de pensar y reflexionar al servicio de los extremeños. Tenemos prohibido en nuestros estatutos recibir subvenciones oficiales o privadas. Nos exigimos no perseguir ninguna aspiración o interés que no sea el bienestar de los extremeños. Cada año elaboramos un Informe de situación. Cada año aprobamos un «manifiesto». Este año, desde Jerez de los Caballeros hemos querido trasladar a las instituciones y muy particularmente a la sociedad civil extremeña la necesidad y la urgencia de unir esfuerzos para promover estudios y propuestas realistas que posibiliten en el más breve plazo posible la convergencia de Extremadura con el resto de España.

———————

(*) José Julián Barriga Bravo, Juan Serna Martín, Marcelo Muriel Fernández, Francisco González Zurrón, Juan Antonio Gallardo García, Pilar Pérez Breña, Florentino Reinoso González, Rosalía Guntín Ubiergo, Lorenzo Blanco Nieto y Teresiano Rodríguez Núñez.