Ciencia y Tecnología

Un informe advierte de que el AVE Extremadura-Madrid no estará antes del 2025

El corredor Badajoz- Plasencia sí podría acabar en 2019 excepto el ‘by-pass’ de Mérida. Adif se reafirma en los plazos prometidos y dice que las obras siguen el calendario

 
El viaducto del Tajo en construcción, en una imagen de archivo. - FRANCIS VILLEGAS

El viaducto del Tajo en construcción.- F.V. 

Tendrán los extremeños que seguir esperando la alta velocidad? El Club Senior de Extremadura advirtió ayer de los «primeros incumplimientos» del Ministerio de Fomento en los compromisos adquiridos para agilizar el tren en la región, de forma que según sus previsones las obras para la conexión con Madrid no terminarán al menos hasta el año 2025 y «siempre en la hipótesis de que todo vaya bien». Respecto al corredor Badajoz-Plasencia, apuntan que sí podría estar terminado en el 2019 aunque será necesario trabajar a marchas forzadas.

El Club Senior, que aglutina a profesionales jubilados tras una amplia trayectoria en diversos ámbitos, dieron a conocer ayer su último informe de seguimiento sobre la situación del ferrocarril Badajoz-Madrid. El documento llama la atención sobre varios «elementos de preocupación» que estarían afectando a la última previsión de obras del Ministerio de Fomento, entre ellos el retraso de los trabajos en el viaducto del Tajo o el denominado by-pass de Mérida. Sin embargo, tras conocerse el estudio, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) aseguró que este colectivo «no tiene información actualizada» y se reafirmó en las fechas comprometidas hasta ahora: verano del 2019 para el corredor Badajoz-Plasencia y su electrificación en 2020.

Según explicó el ingeniero Antonio González en la presentación del informe, tras un 2017 «positivo» por la creación del Pacto por el Ferrocarril o la adopción de nuevos compromisos por parte de Fomento como la electrificación de la vía Mérida-Puertollano, de cara al 2018 la sombra del incumplimiento vuelve a planear sobre el tren extremeño.

RETRASOS / En lo que respecta al corredor Badajoz-Plasencia, se refirió a la paralización de las obras del viaducto del Tajo, que deberían concluir en julio, o la rescisión de los contratos relativos al by-pass de Mérida. Sobre estos últimos, cabe recordar que afectan a 17,3 kilómetros de vía correspondientes a los tramos Cuarto de la Jara-Arroyo de la Albuera y San Rafael-Cuarto de la Jara. Fueron adjudicados en el 2014 con rebajas de más del 50% sobre el tipo de licitación, lo que después hizo inviable la ejecución de las obras y ahora obligará a sacarlas de nuevo a concurso tras no haber sido posible llegar a un acuerdo con las contratistas.

A ello se suma la interrupción de obras en dos tramos entre Cáceres y Plasencia debido a la solicitud de modificación de contratos propuestos por las empresas constructoras.

Más allá de la capital del Jerte, González explicó que el tramo Plasencia-Navalmoral de la Mata no estaría terminado en el mejor de los casos antes de 2023, ya que es necesario redactar nuevos proyectos en cuatro tramos para adaptarlos a la normativa actualmente en vigor. Y a todo ello hay que sumar que ya fuera de la región, en el tramo Oropesa-Madrid «hay que empezar de cero» porque los antiguos informes que ya estaban elaborados han perdido su validez.

El estudio informativo para este trazado se licitó en agosto de 2017 y el compromiso era que estuviera contratado antes de final de año, un compromiso que según el club, «no se ha cumplido». A todo esto se suma la incertidumbre por el posible impacto de la prórroga de los presupuestos del Estado, que no permite conocer las previsiones de inversión para este año. Por todo ello, el Club Senior apunta en su informe que será muy difícil que la región pueda tener una comisión de alta velocidad con Madrid antes de los años 2025 o 2026 teniendo en cuenta los plazos mínimos de tramitación que marca la ley y «en la hipótesis de que todo vaya bien». Respecto al corredor Badajoz-Plasencia, estima que sí podría estar terminado en 2019 y electrificado en 2020 o 2021, exepto el by-pass de Mérida que no podría entrar en servicio «al menos hasta el 2023».

MEJOR GESTIÓN / En este contexto, desde el club abogan por mantener la presión en la calle mediante el reclamo de un tren digno, pero también instan a otras instituciones como la Junta a pelear más en los despachos. En este sentido, señalan que no solo es importante disponer de presupuesto para acometer las obras, sino que es necesaria una gestión eficaz de los proyectos (algo que a su juicio «ha dejado bastante que desear en los últimos años»), por ejemplo evitando los contratos adjudicados con bajas «temerarias» porque son inviables.

En respuesta, Adif aseguró ayer a este diario que el informe elaborado por el Club Senior «no tiene información actualizada». Así, señaló que las obras del viaducto del Tajo «están en marcha» y respecto al retraso del by-pass de Mérida, el administrador aclaró que no afectará al calendario que se ha facilitado por parte del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en sus visitas a la región, ya que se incorporará a la línea «con posterioridad». Apunta además que en estos momentos se están redactando los nuevos proyectos.

Por último, respecto al tramo Madrid-Oropesa, Adif aclara que el nuevo trazado aprovecharía el inicio de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla, continuaría por el ramal que conecta por Toledo y seguiría en dirección a Oropesa a través de Talavera de la Reina. Durante 2018 se sacará a información pública y en 2019 se acometerá el estudio de impacto ambiental para posteriormente solicitar la declaración de impacto ambiental.

Ciencia y Tecnología

Valeriano RuizAUTOCONSUMO: PAGAR POR LOS TOMATES DEL HUERTO PROPIO

VALERIANO RUIZ HERNÁNDEZ CATEDRÁTICO DE TERMODINÁMICA DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA Y MIEMBRO DEL CLUB SENIOR DE EXTREMADURA

14 octubre 2015

ESO es lo que parece que pretende el gobierno actual. ¡Hay que ser empecinado en el error! Sinceramente yo pensaba que no se atreverían en lo que queda de legislatura. A lo mejor es que ya tienen asumido que van a perder las generales y no les importa perder más votos. Porque a nadie se le escapa que este decreto les va a quitar un montón de votos, sobre los que ya tenía perdidos por la misma causa: legislar en contra de los intereses de la mayoría y hacerlo a favor de una minoría.

No comprendo que un ministro (y un secretario de Estado) sean tan obtusos que quieran que los españoles paguemos por producir nuestra propia electricidad. Es como si pagáramos por consumir los tomates que nosotros mismos hemos cultivado en el huerto de nuestra casa.

Es obvio que hay que matizar. En este caso y en todos.

Lo primero que quiero dejar claro es que, en el tema energético, este gobierno y su ministro de Energía están haciendo bueno al anterior del que todos decíamos que estaba perjudicando a la mayoría de los españoles con sus reales decretos y reales decretos leyes.

Este ya resulta excesivamente descarado en su defensa a ultranza de los intereses de las grandes empresas eléctricas. ¿Le habrán prometido algo al ministro y/o al secretario de Estado para cuando termine su mandato? Si así fuera tendría lógica lo que está pasando en esta legislatura. Si no, no se entiende, se mire por donde se mire.

Pero en el caso de Extremadura es ya el colmo de la sinrazón.

Nuestra comunidad autónoma genera 4,27 veces más electricidad que la que consume. Para más ‘inri’, los que se benefician de esa generación no son los extremeños, como sería lo lógico, sino la comunidad de Madrid y la del País Vasco, sede oficial y fiscal de Endesa y de Iberdrola, respectivamente. Un detalle adicional a lo que estamos diciendo es que la electricidad generada en Extremadura se la ‘apuntan’ fiscalmente esas comunidades autónomas, con lo cual aparecen en las balanzas fiscales como que son las que más ingresan en España y en consecuencia el valor económico de un producto generado en Extremadura y, en bastantes casos, con recursos estrictamente extremeños, suma a favor de las cuentas fiscales de esas comunidades, con lo cual salen como los buenos de las balanzas fiscales y Extremadura como el malo que recibe más subsidios gracias a truquillos como ese. Es obvio que debería ser Extremadura quien pidiera la independencia puesto que deberíamos sentirnos muy ofendidos con el trato que nos da el Estado, situándonos en último lugar de España en renta ‘per cápita’, tremendamente por debajo de los que más se quejan. Y nuestra vecina Andalucía con problemas muy similares a los nuestros también está tratada de manera muy injusta en cuanto a las cuentas fiscales. Por el lado contrario, Cataluña -que está ahora de moda; hasta la saciedad de los que no somos catalanes- figura en las cuentas fiscales autonómicas como que pagan más que reciben. Estoy convencido de que si se hicieran correctamente las cuentas, saldría al revés. ¿Cuánto dinero se ingresa en Cataluña y Madrid por el hecho de que Gas Natural Fenosa tiene su sede en Barcelona y Repsol en Madrid? ¿Quién produce esos beneficios? ¿Solo los catalanes o los madrileños?

En una palabra, otra desconsideración más del Estado central en lo que se refiere a la energía, no permitiendo que podamos independizarnos de las compañías energéticas grandes y poder autogenerando la electricidad que consumimos. En el colmo de las trabas a nuestra posibilidad de autogenerar la electricidad prohíben hasta que nos pongamos de acuerdo con nuestros vecinos y podamos poner en marcha un mecanismo de intercambio de electricidad que nos favorezca a todos. A esa posibilidad de beneficios para los ciudadanos que, además coincide con los beneficios generales (disminución de la balanza de pagos, beneficios fiscales, ahorro de emisiones y de su pago, pago de impuestos, aumento de puestos de trabajo, etc.) que se originan cuando el sistema eléctrico camina hacia una generación con energías renovables propias.

El pretexto para esta y otras medidas similares (aumento indiscriminado y unilateral de la cuota de potencia, retroactividad de la legislación del régimen especial, etc.) es que hay que pagar las infraestructuras que se utilizan cuando las instalaciones fotovoltaicas de autogeneración se conectan a la red general. Y yo me pregunto, ¿todavía no están pagadas? ¿desde cuándo se vienen pagando las acometidas de los consumidores y se ponen a nombre de las empresas que luego nos cobran por ellas? ¿Cuánto reciben cada año por compensaciones a la distribución? ¿Cuándo se amortizan esas supuestas inversiones? ¿No deberían recibir algunos beneficios los consumidores que han contribuido a pagarlas?

En definitiva, otra más contra Extremadura (y todos los españoles) y contra el cambio de sistema energético ya imprescindible.

Ciencia y Tecnología

Los incendios forestales y la energía en España (2001-2010): El caso de Extremadura, donde se pierde con los incendios más energía de la que consume.

Gracias a un magnífico estudio “La situación de los bosques y el sector forestal en España 2013” (editado por la Sociedad Española de Ciencias Forestales y cuyos autores son Gregorio Montero y Rafael Serrada) he llegado a algunas conclusiones elementales en relación con los incendios forestales en España.

El estudio permite conocer que el valor medio de la superficie arbolada quemada entre los años 1990 a 2012 fue de 141251 hectáreas (ha) al año con unos máximos de 437603 ha en el año 1994, 260303 ha en el 1991 y un “repunte” de 209855 ha en el año 2012. Esa masa forestal quemada, en esos 22 años, supuso aproximadamente el equivalente a 106 Mtep (millones de toneladas equivalentes de petróleo). Si en vez de haberse quemado en un incendio forestal se hubiera utilizado en una instalación energética, se habrían ahorrado 1736,89 millones de euros en compra de combustibles fósiles fuera de España;  y evitado 13,44 millones de toneladas de CO2, que implica un ahorro económico de 59,9 M€. En total, el ahorro alcanzaría los 1797 millones de euros. Ni que decir tiene que, además, si esa biomasa hubiera sido recogida para usos energéticos podría haber supuesto un número importante de puestos de trabajo que son tan necesarios en los tiempos que corren.

Continuar leyendo “España deja que se quemen 1797 millones de euros – Valeriano Ruiz”

Ciencia y Tecnología

El parón de las renovables durará poco tiempo, según Valeriano Ruiz 04/12/2014

Valeriano Ruiz, que ha asistido en Badajoz a la feria “Expoenergea”, considera que “se debe seguir hablando de las energías renovables” pues su repercusión en la humanidad “no la frena ya nadie”.
El presidente del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables de Andalucía (CTAER), Valeriano Ruiz, considera que el “parón” de las energías renovables durará “poco tiempo” pues la generación de este tipo de energías es imparable, a lo que ha agregado que habrá una Extremadura “renovable” en muy poco tiempo.Valeriano Ruiz, que ha asistido en Badajoz a la feria “Expoenergea”, considera que “se debe seguir hablando de las energías renovables” pues su repercusión en la humanidad “no la frena ya nadie” pese a las cortapisas que se puedan poner contra ellas.

Continuar leyendo “El parón de las renovables durará poco tiempo”

Ciencia y TecnologíaDocumentos

Tema: Extremadura y la energía – Valeriano Ruiz

Extremadura es una región interior de España, parte y fundamento de su historia. En el sistema energético, también compartimos con el resto de los españoles todas sus circunstancias, incluida la dependencia externa en energías primarias convencionales (petróleo, carbón, gas y uranio), superior al 90 por ciento y compartiendo sus riesgos y sus compromisos.

Extremadura, como otras regiones de Europa, se sumó a la que podemos llamar modernidad energética (electricidad y máquinas térmicas) a partir, primero, de la reconversión de sus molinos harineros a “fabricas de electricidad” y fue incorporando los motores térmicos a la satisfacción de sus necesidades energéticas a medida que esas máquinas fueron apareciendo en el mercado, casi siempre de la mano de auténticos “emprendedores” que fueron apareciendo en todos los pueblos y ciudades extremeñas.

En términos energéticos, como en otros, Extremadura es una de las regiones de España (y de Europa) que han sido tratadas peor y más injustamente. Se produce 4,27 veces más energía eléctrica que la que se consume: de los 17147 GWh generados en el año 2008, los extremeños solo consumieron 4020 GWh. Por el lado contrario, en Madrid solo se generaron 507 GWh y los madrileños consumieron 31823 GWh, o sea 63 veces más que lo producido. De verdad que me parece escandaloso, aunque no sea partidario de una autarquía total en términos energéticos; generamos 34 veces más que en Madrid y consumimos 8 veces menos. Naturalmente, eso es consecuencia, sobre todo, de la ubicación en nuestro territorio de la mayor central nuclear de España, la de Almaraz, con sus 2000 MW de potencia generando electricidad sin parar (16098 GWh en 2008); para los madrileños, claro. Y ellos no tienen apenas generación, no digamos con nuclear que a muchos les parece tan inocua. Si así fuera, ¿porqué no tienen ninguna en su territorio?

Continuar leyendo “Extremadura y la energía – Valeriano Ruiz”