Caníbales del talento

alfredoGracias al cielo ya acaba esa semana en la que, conjurados todos los hados maléficos de la estupidez, el encanallamiento y la majadería desvergonzada parecían haber canibalizado el talento dejándonos a merced de lo peor de cada casa. Gracias al cielo porque confiemos en que, poco a poco, con el paso de los días el delirio vaya convirtiéndose en rutina y la borrachera en una simple y molesta resaca. El afán de cada día es buena cosa para domar desnortados. Y así velaremos en la bruma del recuerdo chusco la puesta de largo política de la concejala López Mendiola reivindicándose a moco caído como “mujer, boyera (sic), comunista y feminista”, todo un programa municipal; las barbaridades canallescas en formato tweet de los otros colegas a quienes me niego a nombrar, o la interpretación aliquebrada del delito como libertad de expresión -cosas de la chavalería- de la jueza preferida de presidiarios y demás angelicales criaturas. Remitirá el sarampión salvo que las gazpachadas del tal Sánchez Castejón -nieto- contagien a toda la peña y acaben definitivamente haciendo cama redonda con los ex bolivarianos, ex comunistas, ex profanadores, ex lo-que-haga-falta. Que lo harán. Y serán devorados mordisquito a mordisquito. Esta obsesión del PSOE por buscar a un nuevo Felipe y esta habilidad para confundirlo con el maniquí de la eterna juventud le acabará costando el resuello. “A barco nuevo, capitán viejo” decía el refrán, pero no hay manera.

Menos mal este escribidor llegó a la semana con las pilas bien cargadas tras asistir -en el maravilloso balneario de Alange- al foro organizado por el Club Senior de Extremadura en el que un numeroso grupo de eméritos cargados de prestigio y rigor intelectual -con la obvia excepción del que suscribe- tras dedicar toda una vida a la enseñanza, la empresa, el periodismo, las finanzas, las letras, la política o la administración siguen activos y preocupados por aportar su sabiduría, su experiencia y su conocimiento al servicio de su tierra. Ideologías distintas, experiencias diferentes, personalidades heterogéneas, pero todos unidos en el afán de ser útiles y aportar cuanto poseen. Y no hay caníbal capaz roer tanto talento junto. A mí me gusta imaginarlo como un “Consejo de Ancianos” pero quizá en esta sociedad de zagalones y Mendiolas no suene bien. Y digo de ancianos, no de viejos, que el viejo tiene achaques y el anciano experiencias porque es, como decía Juan Jacobo Rousseau quien porta el “espíritu del tiempo”. Pues sí, mientras otros andaban negociando sillones, gavelas, desmemorias y otras ventajas este grupo de eméritos trabajaba intentando aportar sus mejores ideas al futuro de esta tierra. No es vana preocupación si tenemos en cuenta que tras casi cuarenta años de pomposo autogobierno Extremadura ocupa en PIB per cápita el último lugar entre las regiones españolas y el puesto 221 de las 273 regiones europeas. Y mientras, nuestra clase política jugando a remediar. Al parecer se acaban de enterar de que existen desahucios. ¿Dónde estarían cuando la ministra Corredor del presidente -¡ay!- Zapatero regularon el “desahucio exprés”? Porque entonces ni pío. Despistadillos…

 

Alfredo Liñán Corrochano

One comment

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.